PSB

Galletas de azúcar para hacer en familia

Estas hermosas galletas las hicimos mi hija Ema y nos mantuvo una tarde entera entretenidas.

La receta es sencilla, perfecta para que los niños estén involucrados desde el principio en el proyecto.

Ingredientes:

3 tazas de harina para todo uso
3/4 cucharadita de levadura en polvo
1/4 cucharadita de sal
1 taza de mantequilla sin sal, suavizada
1 taza de azúcar
1 huevo batido
1 cucharada de leche
Azúcar en polvo, para extender la masa

1. Tamiza juntos la harina, el polvo de hornear y la sal. Deja de lado. Coloca la mantequilla y el azúcar en un tazón grande de batidora eléctrica y bate hasta que tenga un color claro. Agrega el huevo y la leche y bate nuevamente para combinar. Coloca la batidora a baja velocidad, agrega gradualmente la harina y bate hasta que la mezcla se separe del costado del tazón. Divide la masa por la mitad, envuélvala en papel mantequilla y refrigera por 2 horas.

2. Precalienta el horno a 200 grados C.

3. Espolvorea la superficie donde extenderás la masa con azúcar en polvo. Retira 1 paquete envuelto de masa del refrigerador a la vez, espolvorea el uslero con azúcar en polvo y extiende la masa a un grosor de 7 milímetros aproximadamente. Mueve la masa y revisa debajo con frecuencia para asegurarte de que no se pegue. Si la masa se ha calentado durante el laminado, coloca la bandeja de galletas fría encima durante 10 minutos para enfriar.

4. Corta en la forma deseada y colócalas al menos 2 centímetros de distancia en una bandeja para hornear engrasada o en una silicona para hornear. Hornea durante 7 a 9 minutos o hasta que las galletas comiencen a dorarse alrededor de los bordes, girando la bandeja para hornear a la mitad de la cocción.

5. Deja reposar en la bandeja para hornear durante 2 minutos después de haberlas retirado del horno y luego muévelas a otro recipiente para completar el enfriamiento.

Ahora decora a tu gusto. Puedes almacenarlas en un recipiente hermético por hasta 1 semana.