PSBPsicología

Depresión de verano, ¿te suena familiar?

Para muchas personas, los meses de verano son los más difíciles. De hecho, el 10% de las personas diagnosticadas con Trastorno Afectivo Estacional sufren síntomas en la época más luminosa del año. El calor brutal del verano, la luz brillante y los días largos pueden contribuir a una depresión por las razones opuestas en que lo hace el invierno.

Trastorno afectivo estacional
Muchas personas están familiarizadas con el trastorno afectivo estacional (SAD), pero la mayoría de ellas solo conocen el tipo que ocurre en el invierno. Este transtorno se describe como: cualquier trastorno del estado de ánimo que ocurre al mismo tiempo todos los años.

Se cree que, como la depresión de invierno, la depresión de verano tiene una causa biológica o al menos una predisposición. A veces, la imagen corporal también puede contribuir, ya que usamos menos ropa incluso las actividades al aire libre a menudo lo requieren. Las preocupaciones financieras, también, pueden jugar un papel importante en esta época de mayores gastos.

Uno de los principales problemas en la depresión de verano es la preocupación de que algo esta mal contigo. Existe la sensación de que deberías divertirte en verano, ya que todos los demás lo están haciendo. Esta preocupacion crece por el temor de perder todas las oportunidades que ofrece el verano como: conocer gente nueva y participar en actividades entretenidas.

Que puedes hacer sobre la depresión de verano
Además de obtener ayuda, y posiblemente comenzar a tomar medicamentos, hay algunas cosas básicas que puedes hacer que te ayudarán.

  • Haz ejercicio temprano en la mañana
  • Mantente fresca y lejos del sol
  • Duerme lo suficiente
  • Mantente hidratada
  • Crea alguna estructura o rutina

No dejes que los veranos sean una mala experiencia, el SAD es un trastorno y como tal, lo puedes tratar.

Cariños, Natalia

Imagen por Joshua Rawson-Harris