CuerpoNutriciónSalud

¿Por qué no puedo bajar de peso?

Hola bellas, hoy les traigo una nota que será de interés para algunas de ustedes, ¿por qué cuesta tanto bajar de peso con las dietas?

En Chile, la última encuesta nacional de salud 2016-2017, mostró que en Chile había 11 millones y medio de chilenos con exceso de peso. Como pueden ver, es más grave de lo que uno se puede imaginar. Actualmente en nuestro país es más común encontrar a una persona con exceso de peso que a una persona con un peso normal. En este exceso de peso influyen diversos factores como ambientales, genéticos y no sólo la alta ingesta calórica y baja actividad física.

.

El problema

Nuestros genes son prácticamente idénticos a los del hombre del paleolítico, que eran cazadores recolectores, que caminaban 20 km diarios en busca del alimento, lo que significaba un gran gasto energético y debían sobreponerse a periodos de hambruna teniendo que “ahorrar energía”. Nosotros somos esos hombres del paleolítico que se mueven en auto, tienen los alimentos a un paso, alimentos ultraprocesados, altos en azúcares, grasas, etc. Pero seguimos muy bien preparados para enfrentar una hambruna. Somos “ahorradores” de energía. Genéticamente estamos muy bien adaptados para ahorrar y no para gastar energía.

Historia del “yoyo”: Con el fin de bajar de peso, comúnmente iniciamos dietas hipocalóricas, asesoradas o no por profesionales, logramos bajar un poco, nos aburrimos de la dieta, la abandonamos y luego volvemos a recuperar el peso. Después se acerca algún evento importante
y de nuevo nos ponemos a dieta, luego de que pasamos el evento volvemos a comer “normal” y volvemos a subir, luego se acerca el verano y volvemos a ponernos a dieta, bajamos de peso, pasa el verano y nos olvidamos de “la dieta” y así se nos pasa la vida… de dieta en dieta, sin saber el
daño enorme que le provocamos a nuestro organismo.

Como les dije anteriormente, nuestro organismo está diseñado para ahorrar energía. Cuando iniciamos una dieta para bajar de peso y comenzamos a bajar, nuestro organismo activa mecanismos que tienen que ver con el almacenamiento de ácidos grasos en el tejido adiposo, se activan hormonas orexígenas como la ghrelina y se inhiben hormonas anorexígenas como la
leptina. Baja el gasto energético de 24 horas, baja gasto energético por actividad física, se reduce también el efecto termogénico de la alimentación, etc. Esto se traduce no solamente en que queremos comer más sino que también almacenamos más eficientemente lo que comemos, como buen hombre del paleolítico.

Lo que se observa es que al bajar de peso se pierde masa muscular. La pérdida de masa muscular puede llegar a ser muy alta cuando se siguen dietas sin realizar actividad física. En este caso se puede perder 500 gramos de grasa con una pérdida de 500 gramos de músculo. ¡Eso es lo peor que nos puede ocurrir si queremos bajar de peso! Bajando de peso con dieta pero realizando ejercicio físico la pérdida puede ser de sólo 100 gramos de músculo.

.

La solución

Bueno, siguiendo la historia del “yoyo”, empezamos a bajar de peso con dieta, perdemos masa muscular y luego volvemos a recuperar el peso pero lo que ocurre es que aunque lleguemos al peso previo a la dieta obtenemos una composición corporal alterada traducida en menos músculo y más grasa que antes. Luego volvemos a hacer dieta para bajar de peso, eso implica bajar el metabolismo por menor masa muscular, volvemos a subir y más deteriorada queda nuestra composición corporal y más disminuye nuestro metabolismo y así cada vez se hace más difícil bajar de peso y cada vez que sigamos una dieta vamos a volver a subir. Por eso es tan importante ¡HACER EJERCICIO FÍSICO! La dieta por si sola claro que puede hacernos bajar de peso, pero con pésimos cambios metabólicos. El efecto “yoyo” hace que tengamos los mecanismos defensivos de
la hambruna mucho más eficientes. La dieta sin ejercicio es sólo un “parche”. Invertir tiempo en realizar ejercicio es invertir en salud. No lo digo sólo por el tema del peso, porque el ejercicio probablemente no compensará la ingesta energética, sino por todos los beneficios que podemos lograr a nivel metabólico y que además harán que las dietas sean más exitosas y la pérdida de peso se pueda mantener en el tiempo.

María José Acevedo B.
Nutricionista, Magister en Nutrición Humana y Coach Nutricional
mariajoseacevedo@inta.uchile.cl

X
X