BellezaCara

¿Vas a la nieve? no descuides tu piel

¡Hola Bellezas Invernales! Estos días la montaña me llama. Aire fresco y paisajes preciosos para ir de paseo, ski o trekking. Cada una con su panorama, lo importante es cuidarse full la piel, tal como tomamos otras precauciones típicas como parkas, anteojos de sol, cadenas para los neumáticos, etc.

 

La rutina ideal

Los factores más dañinos son el viento, el frío, los cambios de temperatura y la potencia que logran los rayos UV por el reflejo de la nieve. Por eso, es clave mantener la piel lo más hidratada, nutrida y protegida posible:

  1. El cuidado ideal empieza la noche anterior
  • Agrega a tu ritual nocturno una mascarilla, máscara hidratante o nutritiva.
  • Toma un vaso de agua.
  1. En la mañana
  • Sigamos con otro vaso de agua.
  • Limpia tu piel como lo haces habitualmente, no uses agua caliente.
  • Si tienes una ampolla hidratante, es ideal. No uses las de Vitamina C ni Ácido Hialurónico.
  • Usa tu agua micelar, tónico, serum, crema hidratante habitual y crema de contorno de ojos.
  • Después de que se hayan absorbido tus productos para hidratar, y al menos 30 minutos antes de salir, aplica un factor 50, no solo en tu cara. También, úsalo en todas las partes de tu cuerpo que puedan quedar al descubierto, como las manos. Es muy-muy importante proteger tus labios.
  1. Durante el día
  • Se recomineda repasar el factor solar al menos cada dos horas y con más frecuencia en los labios.
  • Mantente hidratada tomando bastante líquido y evitando bebidas con cafeína o teína.
  1. Al final del día
  • Limpia bien tu cara y aplica todos los pasos habituales de tu rutina nocturna.
  • Al final incorpora algún producto after sun, mascarilla hidratante, cápsulas de aloe vera, entre otros hidratantes profundos.
  1. Evita, durante los días anteriores
  • Uso de de despigmentantes, realizarte tratamientos de laser o peeling y otros tratamientos que dejan tu piel más expuesta.

 

También puedes leer ¿Piel seca? Aquí una solución.

 

Información importante

Por una parte, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la nieve es capaz de reflejar los rayos solares hasta en un 80%. Es decir, recibimos los rayos que vienen directamene del sol más los del reflejo. “La nieve actúa como espejo de los rayos UV,pudiendo producir manchas como léntigos solares o queratosis, además de aumentar el daño solar y la formación de arrugas”, explica el doctor Martín Rampone, especialista en medicina estética y director médico de Clínica Estétika Médica. Por otra, la intensidad de los rayos que recibimos pueden aumentar hasta un 10% por cada 1.000 msnm que subimos.

 

¡A cuidarse queridas! ¡Y disfruten la montaña!

 

Beso,

Kim Brierley Nixon

 

Foto de Daniel Frank en Unsplash

X
X