NutriciónSalud

La verdad tras los batidos para “bajar de peso”

Un tema que da mucho para hablar, pero te explicamos parte del problema en resumidas cuentas...

Herbalife, Omnilife, etc. Seguramente ya han escuchado hablar de estos batidos milagrosos que hacen “bajar de peso”. Y seguramente han escuchado también que las nutricionistas y otros profesionales de la salud no somos amigos de estos productos. Bueno, hoy hablaremos por qué existe esta enemistad con estos batidos milagrosos.

 

¿Qué son y qué prometen estos batidos?

Estos batidos son vendidos como un “suplemento alimentario, alimento en polvo fortificado con 9 vitaminas y suplementado con otras más”… Chicas, si tan solo supieran la cantidad de palabras mal utilizadas en esa frase, entenderían de entrada por qué las nutricionistas no aprobamos los batidos.

Para partir, estos batidos son vendidos por personas que no son profesionales de la salud, por lo cual desconocen el funcionamiento metabólico y fisiológico del organismo. Si, antes de comenzar a vender estos productos realizan una capacitación donde les enseñan de que se trata el producto a vender, pero ¿cuentan con años de formación? No.

Y si es así ¿cómo logran estos vendedores tener tanto éxito en sus ventas? Pues porque la gran promesa de estos batidos es que con su consumo lograrás bajar de peso y la mejor versión corporal que podrías tener, y aún con el movimiento body positive ¿quién no cae con esa promesa?

Resulta que estos vendedores prescriben el consumo de estos batidos en reemplazo de uno o más tiempos de comida en conjunto con una dieta restrictiva.

 

También puedes leer La verdad de los suplementos proteicos.

 

El problema…

Si lo pensamos, es obvio que uno va a bajar de peso haciendo el reemplazo de un tiempo de comida por el extremo déficit de energía al que sometemos al organismo, pero lo importante sería que no nos dejemos llevar por la rapidez con que perdemos peso y que analicemos qué es lo que estamos perdiendo.

Pensemos que haciendo un recorte de kcal de esta forma, además de perder grasa, vamos a perder líquido, glucógeno y músculo (con solo perder glucógeno y el agua que este implica perdemos inmediatamente 2 kg)… Todo mal porque empeora nuestra composición corporal.

El problema es que se supone que una vez que perdamos el peso deseado, tenemos que volver a comer de manera normal y no vivir “haciendo dieta”, pero apenas retomemos nuestra alimentación, el líquido y el glucógeno (glucosa almacenada en hígado y músculos) se van a recuperar, es decir, 2 kg recuperados en 1 día fácilmente. Y no solo eso, perder músculo hace que nuestro metabolismo se vuelva lento, entonces comiendo lo mismo que antes vamos a engordar más en vez de mantenernos como antes.

¿Y si mantenemos este tipo de alimentación? Se ve difícil el panorama por 2 razones principalmente, la primera es que estos batidos no son tan económicos como para aguantar ese gasto y aunque si haya personas que puedan asumir lo que cuesta, hay muchas otras que no; y segundo, ¿de verdad quieres pasar el resto de tu vida reemplazando un tiempo de comida por un batido? No solo por el terrible daño metabólico que pueden causar los ingredientes de estos batidos (al cual no entraré en detalles porque estarían horas leyendo), sino que la comida no solo sirve para nutrirnos, también forma parte de nuestra vida social y nos da placer ¡restringirnos a ese nivel implica torturarnos!

 

Chicas, este tema da para muuuucho, podríamos estar horas y horas explicando como cada ingrediente de estos batidos milagrosos afectan de manera negativa al funcionamiento de nuestro cuerpo, pero créanme cuando, como nutricionista, les digo que la única solución es dejar de probar suerte con dietas y productos milagros, y cambiar nuestros hábitos de una vez por todas.

¿Alguna duda? no duden en escribirnos y feliz les respondemos. Un abrazo.

Javiera Machuca.
Nutricionista.
Atención en Av. Fundadores #791, Curauma, Valparaíso.
Whatsapp +56966500093

X
X