MaternidadNiñosPanoramas

¿Qué aprendieron mis hijos en Kidzania?

¿Quieres llevar a tus hijos a Kidzania? Esta experiencia puede ayudarte a decidir.

En general, las mamás tratamos de aprovechar al máximo las vacaciones de invierno. Elegimos las actividades entretenidas que nos sacaban totalmente de la rutina. Nos fue muy bien en el Museo Nacional Aeronáutico, en el Templo Bahai, en el skate park del Parque Araucano y en la playa, entre otros. En esta nota me gustaría hablar de Kidzania.

 

Mi experiencia

Nos organizamos para ir en patota. La idea era que las actividades fueran lo más significativas posible, así que ¿Qué mejor que ir con los primos?

  • Compartieron roles como bomberos, apagando el incendio de un hotel para salvar vidas.
  • Trabajaron como cajeros y empaquetadores del supermercado para entender la función de esos roles en nuestras compras habituales.
  • Desplegaron sus aptitudes de artistas, para descubrir que sí puede ser una profesión (u oficio) y no solo un hobbie.
  • Fueron soldados, para rescatar a un perro atrapado y llevarlo a la veterinaria (atendida por otros niños).
  • Envasaron bebidas en máquinas similares a las profesionales, para entender el trabajo que hay detrás de los productos que ven a diario.
  • Vimos cómo niños doctores salvaban vidas en la ambulancia que recorre la “ciudad”.
  • También cocinaron, bailaron, reciclaron entre otros.

 

Valores

En mi opinión, algunos de los valores que desarrollaron los míos fueron: Que los roles no están definidos por sexo, tolerancia a la frustración, integración, empatía, trabajo en equipo, resolución de problemas, respeto, cooperación, compañerismo, puntualidad, compromiso, concentración y confianza, entre otros.

 

Así que sí, por mi parte siento que fue muy entretenido enriquecedor para mis hijos.

Soy pedagoga y aprender haciendo me parece clave. En Kidzania específicamente, el juego de roles es similar a la realidad, lo que hace que los oficios y profesiones se sientan más cercanas y significativas.

Pensé que, por ser vacaciones, sería mucho más colapsado y con largas esperas, pero no.

Fue una linda experiencia en familia, tenemos fotos memorables de nuestros niños con caritas atentas, concentradas e ilusionadas.

 

Mi opinión

No quiero hacer una apología a este centro de entretención, todos sabemos que existen partidarios y detractores sobre el uso de marcas y que los niños manejen dinero.

Por mi parte, puedo hacer varias observaciones en base a mi experiencia:

Respecto del uso del dinero: Desde temprana edad he tratado de explicarles a mis hijos qué es el dinero, de dónde sale y cómo usarlo de mejor la forma porque es finito. Conceptos como el ahorro y usar criterios para gastar, son parte de nuestras conversaciones.

Respecto del uso de marcas: Por una parte, tengo la impresión de que, desde nuestra generación y en adelante, el relacionamiento con las marcas es mucho mas efímero. La fidelidad de los más jóvenes hacia una marca esta asociado a la experiencia y pueden cambiarse sin complejos, de hecho la libre competencia lo promueve. Por otra, las marcas que conocemos cambian rápidamente por fusiones corporativas, cambios en la estrategia de negocios etc. Las que somos mamás conocíamos a Lan Chile, al banco Sudamericano, la bebida Free, Almacenes Paris y otras que dejaron de existir sin dejar consumidores viudos.

 

Por Kim Brierley

 

Fotografía de Eddie Kopp en Unsplash

X
X