BellezaCara

¡Prohibido tocarse las espinillas! ¿por qué? Lee esto y verás.

Desde siempre he escuchado que las espinillas no se deben tocar ni reventar, pero es casi imposible no hacerlo cuando las vemos tan feas, el problema es que deja manchas y la cosa se pone peor. Por eso, mi lado busquilla se puso en acción y comenzó a averiguar la explicación científica de por qué no debemos tocarlas, por qué la marca que deja es tan difícil de eliminar y qué podemos hacer al respecto, razones que me dejaron la película más clara y que ahora compartiré con ustedes.

Desde ya dejo claro que esta es una explicación super mega hiper simplificada de lo que entendí, y pido disculpas por si una dermatologa que nos lea observa algún error, que estaremos felices de corregir.

Las manchas de acné son una hiperpigmentación cutánea debido al proceso inflamatorio que ocurre cuando se desarrolla una espinilla. Este tipo de mancha puede durar desde meses a años en la piel si no se trata.

La clasificación se suele realizar en función del color que indica la profundidad a la que está el pigmento:

  • Manchas marrones: suelen ser pigmento epidérmico que reaccionan bien al tratamiento,
  • Manchas azul grisáceo: suele ser pigmento dérmico y el tratamiento es largo con resultados mediocres.

Pero para entender por que no debemos tocarnos las espinillas, lo primero es entender como se producen y por qué se produce la mancha. Si entiendes como se produce, te resultará mas sencillo mantener la constancia en las medidas de prevención que son las que realmente te van a ayudar.

Así es tu piel en un corte transversal simplificado. Los pelos llevan adosados una glándula sebácea, la cual al liberar el sebo lubrica el pelo y protege la piel.

Cuando el proceso se altera o se convierte en patológico, se pueden producir 2 situaciones en términos muuuuuy generales.

  1. Que la salida del sebo se tapone con el sebo solidificado, lo que llamamos punto negro.
  2. Que la salida del sebo se cierre completamente lo que llamamos espinilla.

Si tocas la espinilla y se infecta, las bacterias que provocan la infección inflamarán las células de la zona y provocará un daño, por eso la espinilla se pone roja, duele y está caliente. Ahora, lo típico es que, si vemos una espinilla roja que duele y está caliente, la vamos a intentar reventar con los dedos.

El problema de hacer esto, es que el sebo, las bacterias y los restos de las glándulas quedan esparcidos por tu tejido, situación que pone en alerta a tu sistema inmune el cual, libera toda la artillería pesada en la zona, aumentando el daño a otras células, ya que al ver infección en la zona que tu misma estas tocando, intenta atacar la fuente y de paso daña a las células vecinas provocando más inflamación, generándose un circulo vicioso.

La otra situación, es que no te tocas las espinillas, pero igual se infectan. Lo que ahí sucede, es que tu sistema inmune ataca a las bacterias allí presentes lo que se refleja en la puntita blanca de la espinilla donde esta todo el pus (resultado de la batalla entre el sistema inmune y las bacterias). Además se liberan mediadores proinflamatorios (que provocan aún más inflamación) y se generan radicales libres. Los radicales libres se pueden considerar un tipo de arma de tu sistema inmune, los que son comparables con una bomba nuclear para acabar con todo el problema focalizado. El único “pero” de esta situación, está en que esta bomba nuclear no distingue entre bacterias y tus propias células de la piel. Una vez que los radicales libres comienzan a generar reacciones en cadena, al llegar a las células de tu piel y comenzar a dañarlas, de cierta forma joroban la membrana celular. Este daño libera acido araquidónico, un compuesto que contienen tus células naturalmente, el cual es oxidado dando como resultado otros compuestos llamados Prostaglandinas y Leucotrienos, los que estimulan y que forman parte importante en el proceso de síntesis del pigmento en tu melanocito (célula de la piel que se encuentra en la epidermis)

Los melanosomas son las “bolsas” que almacenan el pigmento en las células llamadas melanocitos. Al momento de estar produciéndose la reacción en cadena de los radicales libres, los melanosomas no pueden seguir su proceso normal y salir del melanocito, y además no dejan de llenarse de pigmento. El sistema inmune cuenta con otras células llamadas macrófagos las cuales fagocitan, o mejor dicho, “se comen” a las células que están haciendo daño. Y como el sistema inmune no diferencia entre tipos de células e intenta acabar con todas las células inflamadas que provocan daño, considera al melanocito (lleno de pigmento) como una amenaza, y hace que los macrófagos lo fagociten destruyéndolo. ¿Y qué pasa con el pigmento? ese macrógafo se llena de este pigmento y migra hacia la dermis.

Los macrófagos se convierten así en melanofagos, y esto es lo que ves como una mancha. Por eso es tan complicado eliminar una mancha de acné en la dermis, porque el pigmento está dentro de tus macrófagos y al tratamiento le cuesta alcanzarlos a capaz tan “subterráneas”.

 

Lee también: Naturalmente, queremos combatir el acné!

 

¿Ahora entiendes la importancia de la prevención? Además de no tocarte las espinillas, también puedes seguir los siguientes consejos:

  • Evita el sol. Si tienes manchas de acné y te expones al sol empeoras el tema. Ya tienes activados tus radicales libres debido a la inflamación como para andar produciendo más radicales libres debidos a la exposición solar.
  • El protector solar debe ser de amplio espectro. Debe abarcar rayos UVA UVB y luz visible, y que en lo posible contenga oxido de zinc.
  • Usa cosméticos antiinflamatorios. Así evitarás al máximo la inflamación de las células.
  • Evita los cosméticos irritantes y exfoliantes físicos. Además, no uses cosméticos con alcohol o mentol, para así evitar el daño y posibles infecciones.

 

¿Cómo previenes tus manchas por espinillas? Espero que toda esta explicación sea de ayuda para alguna de ustedes.

Javiera.

X
X