Especial Día del PadreNiñosPsicología

Paternidad Activa: padres comprometidos con la crianza de sus hijos.

Con motivo de la celebración del día del padre el domingo pasado, me gustaría reflexionar acerca de la importancia que tienen los papás en la crianza de sus hijos e hijas y en lo fundamental que es la forma en que ejercen su rol para el desarrollo de la familia.

Cuando hablo de papás, no sólo me refiero a los padres biológicos, sino a todos aquellos hombres que sean la imagen paterna del niño. En el caso que el padre no esté o no cumpla bien su rol, puede ayudar un abuelo, un tío, un hermano mayor o cualquier otro que sea una persona significativa y cercana para el niño. Es vital que todo niño y niña tenga una imagen paterna que complemente  la imagen materna, que, con mucha más frecuencia, está presente en la vida de los hijos.

 

Padres pasivos pasaron de moda

No todo tiempo pasado fue mejor. Al escribir sobre este tema no puedo dejar de acordarme de las historias que me contaba mi abuela, quien tuvo que criar sola a sus nueve hijos. Y no porque fuera viuda, sino porque mi abuelo sólo se preocupaba de proveer y cuando llegaba a la casa tenían que estar todos los niños durmiendo para que no lo “molestaran”.

Hoy en día, por suerte, el papá que no sabía mudar o tomar a sus propios hijos en brazos, el que nunca se sentó en el suelo a jugar con ellos o el que sentía que si hacía algo en la casa le estaba haciendo “un favor” a su esposa, son parte del pasado.

Los papás modernos están cada día más involucrados en la crianza de los hijos. Los vemos en los parques los fines de semana, yendo a reuniones de apoderados, en los controles del embarazo, jugando a las muñecas con sus hijas y mudando.

 

Paternidad Activa

Cuando escuché este concepto –hace algunos meses en la radio a propósito de una campaña de Chile Crece Contigo- me encantó. También me encantó que se esté empoderando a los padres en la vida, crianza y desarrollo de los hijos, porque muchas veces (erróneamente) cuando hablamos de crianza y educación, el mensaje va dirigido a las madres.

Paternidad activa es ejercer el rol de padre teniendo una presencia activa en el desarrollo de los hijos. Durante el embarazo acompañar a la madre a los controles, asistir al parto y, desde los primeros días de vida, estar presente con tu hijo ya sea mudando, sacando chanchitos, regaloneándolo, haciéndole cariño y tomándolo harto en brazos.

 

También puedes leer El consumismo actual y nuestros hijos, parte I.

 

Beneficios

Para un niño o niña contar con un padre presente y activo en su crianza es fundamental y va a marcar una diferencia. Ya sea que los padres vivan juntos o separados, para los hijos es vital contar con su padre en su crianza y educación. No sólo es necesario, el niño tiene el derecho a hacerlo.

Los niños que tienen padres activos y comprometidos con la crianza tienen un mejor desarrollo en áreas como la autoconfianza, autoestima, salud física y mental, rendimiento académico y vida social.

Y no menos importante es mencionar que la paternidad activa enriquece la vida familiar generando mejores relaciones al interior de la familia y un mejor clima familiar, lo que hace felices a los hijos.

 

¿Cómo ejercer una paternidad activa?

Es natural tener temores y preocupaciones sobre cómo ser buenos padres (a las mamás también nos pasa). Acá les dejo algunas sugerencias que los pueden ayudar:

  • Sean parte del cuidado diario y crianza de sus hijos. Múdenlos, ayúdenlos a lavarse los dientes, a comer, a hacer las tareas, llévenlos a sus actividades, vayan a las reuniones de apoderados o a dejarlos a las casas de sus amigos.
  • Compartan con ellos las horas de comida, hagan sobremesa.
  • Conversen con ellos, tengan la edad que tengan nuestros hijos, siempre tienen algo importante que decirnos.
  • Demuestren interés por sus cosas, pregúntenles por sus amistades, por los juegos que les gustan, las series que están viendo o las materias que disfrutan en el colegio.
  • Jueguen juegos de mesa, hagan algún deporte juntos y, si pueden, llévenlos alguna vez a su trabajo para que ellos también se sientan parte de su mundo.
  • Por sobre todo, confíen en su capacidad de conectarse con sus hijos y darles lo que ellos necesitan. Muchas veces las mamás nos creemos las mejores en esto –lo que genera inseguridad en los hombres- y olvidamos lo importante que es el complemento que ustedes nos brindan.

 

Fotografía de Picsea en Unsplash

X
X