BellezaManosUñas

Trucos express para arreglar tu manicure (sin tener que quitártela)

He aquí unos cuantos consejos para reparar el esmalte de tus uñas en tiempo récord.

A quien no le ha pasado que en los momentos donde menos tiempo tenemos, se nos salta el esmalte de una uña. Ya sea camino a una reunión importante o una cita, siempre en el peor momento. Es por eso que hoy te traemos algunos tips para arreglar tu manicure sin tener que partir de cero nuevamente.

 

Un toque de quitaesmalte.

Hablamos de aplicar una mínima cantidad de quitaesmalte sobre la uña para hacer desaparecer pequeñas marcas o arañazos. Se aconsejan hacerlo con el dedo anular para difuminar y, después, aplicar un limpiador específico y brillo.

 

El “nail art” puede salvarte.

Nunca viene mal tener calcomanías en casa. Son ideales para camuflar los defectos con decoraciones fáciles, ya que no las tendrás que pintar tú misma. La idea es que, previamente, limpies la superficie de la uña con un limpiador específico para que la calcomanía se adhiera perfectamente y, después, que finalices sellando con un brillo o un ‘top coat’.

 

El aceite que lo cura (y disimula) todo.

Cuando el problema es el exceso de cutícula, un truco infalible es la aplicación de aceite (específico para esta zona o de almendras o coco) o cera/crema ideal para el borde de las uñas. Al aportar hidratación, se va el tono blanquecino de las pieles y visualmente se disimulan. Los aceites de cutículas también son una buena opción para mejorar, no solo la apariencia de la manicura, sino también su brillo.

 

También puedes ver ¡No más cueritos en las uñas!

 

La otra manicura francesa.

Si se te saltó el esmalte en el borde y quieres apostar por una solución original, puedes realizar una ‘francesa’ con un tono que haga contraste con el que ya está aplicado. Primero limpia la superficie, luego aplica el esmalte en el borde y termina sellando con un brillo o ‘top coat’.

 

¿Y si el problema está en el frasco?

Si tu esmalte preferido se está secando y no encuentras un buen sustituto, puedes diluirlo con dos gotas de diluyente para esmalte en el frasco, mezcla bien y deja actuar 8 horas ¡tu esmalte quedará como nuevo!. Eso sí no lo hagas más de 2 veces por frasco. No es tan rápido como nos gustaría pero puede salvarnos de más de un apuro.

 

Fotografía de Tiko Giorgadze en Unsplash

X
X