BellezaCaraCuerpoMedio Ambiente

Guía de exfoliantes parte IV; exfoliantes físicos.

Hace un par de semanas hemos estado hablando sobre el mundo de los exfoliantes. Partimos por los exfoliantes químicos y lo beneficiosos que pueden ser para algunos tipos de pieles. Pero ¿qué pasa con los exfoliantes físicos? Siempre han estado ahí y por lo mismo son los más usados.

Para refrescar la memoria, la mayor diferencia entre estos exfoliantes es el tipo de acción a la que sometemos a la piel, por un lado, tenemos la química (ácidos) y por otro la mecánica, la que corresponde con los exfoliantes físicos. Los tenemos con base de azúcar o sal, granulados de minerales o frutos secos, y con partículas sintéticas (o microbeads). Todos reciben distintos nombres, pero para que no te enredes, hoy vamos a clasificarlos sencillamente y así sabrás para que sirve cada uno.

 

Scrubs

De aspecto arenoso y suelto, y con un método sencillo de aplicación: movimientos circulares con las manos o con algún cepillo. Se retiran con agua y no hacen más que eliminar las células muertas de la piel.

Su uso es bastante común en tratamientos corporales, aunque también los encontramos para tratamientos faciales.

Sus ingredientes suelen ser más naturales que sintéticos, ya que la mayoría están hechos a base de azúcar, sal, café, bicarbonato, o cáscara de frutos secos (avellana, nuez, almendra, jojoba). Su formulación es bastante simple y por eso son los más fáciles de realizar en casa. Junto con el agente exfoliante suelen estar en sus ingredientes productos como aceites, miel o glicerina, para poder darle un poco más de consistencia a la formula y de paso aportar beneficios extras.

Debido a eso, suelen ser más recomendados para pieles normales a secas, pero si eres de piel grasa o mixta, tendrás que tener cuidado por la base de aceite que lleven, ya que el aceite de coco o de oliva no son los más indicados, y en el caso de usarlos, intenta quitar bien los restos antes de aplicar otro producto.

Existen infinidad en el mercado, pero muchas veces vale la pena hacerlo en casa.

 

 Gommages = geles/ mascarillas exfoliantes + micropartículas

Son los que tienen formato gel con micropartículas suspendidas de colores, muy llamativos. Lo que los diferencia de los Scrubs es básicamente su textura, en los anteriores teníamos una pasta arenosa y suelta mientras que en estos tenemos una fórmula más consistente tipo gel.

Su formato en mascarilla también es habitual, y tienen ingredientes específicos para poder obtener una formula tipo pasta. Se dejan secar y se retiran con agua o toalla mojada dando masajes, lo que hará que las micropartículas presentes hagan la exfoliación mecánica.

Dentro de estos gommages no podemos olvidarnos de los productos microdermoabrasivos, que básicamente son lo mismo pero el diámetro de sus micropartículas es menor que en un exfoliante común lo que hace que sean un poco más agresivos.

Si tienes la piel seca con escamaciones o demasiado sensible, ten cuidado a la hora de elegirlos ya que pueden ser un poco fuertes para ti. Sin embargo, las pieles grasas suelen tolerarlo de mejor manera.

Al igual que en los anteriores tenemos micropartículas naturales como la cáscara de frutos secos o micropartículas de arroz, micro-polvo como el bicarbonato o el óxido de aluminio, que proporcioarán esa exfoliación mecánica que estamos buscando. Y también hay otros que contienen micropartículas sintéticas.

 

La cara B de los exfoliantes físicos sintéticos.

Los famosos microbeads sintéticos. Solución al problema de usar sal o azúcar como gránulos, ya que se disuelven en el agua y por tanto son menos duraderos en contacto con la humedad.

Química y biológicamente hablando, el problema es complejo, pero en resumidas cuentas estos microbeads son microesferas sintéticas que contaminan el fondo marino. De hecho, Canadá los ha clasificado como tóxicos y al igual que con el testeado en animales, la industria va hacia la prohibición del uso de estos materiales en cosmética

Podemos identificarlos en los ingredientes como Polietileno (polyethylene, PE) o  polipropileno (polypropylene, PP).

¿Mi recomendación? Preferir ingredientes naturales. El comercio está lleno de opciones que no son perjudiciales para el medio ambiente. Nunca está demás aportar un pequeño granito de arena (que también puede servir como exfoliante) a la fauna.

Un abrazo!

Javiera.

 

Fotografía de Dids en Pexels

X
X