CuerpoDeporte

¡Mantén la motivación para ejercitarte! aquí algunos tips.

Uno de los grandes determinantes de la disciplina para realizar ejercicio es la motivación. Te damos las pistas que te llevaran al éxito.

Sin motivación no hay ejercicio. Las disculpas como la falta de tiempo, de dinero o de habilidad desaparecen cuando te motivas y haces que la actividad física sea una constante en tu vida. Pero ¿cómo cambiar la disposición? Para ayudarte en esta tarea te daremos unos trucos de motivación.

  1. Relaciona la actividad física con el placer. Relaciona el ejercicio con pensamientos positivos como “mi ropa me va a quedar mejor” o “tendré mejor estado físico”.
  2. Busca apoyo extra. Rodearte con personas de pensamiento positivo te puede ayudar a alcanzar tu meta. Si tienes recursos, contratar a un entrenador personal también puede ser de mucha ayuda. Practicar ejercicio con las amigas también es una solución, pues así es más difícil faltar al entrenamiento.
  3. Siéntete cómoda al practicar ejercicio. Se sabe que una de las razones por las que la gente se aleja de los gimnasios es la insatisfacción con su propio cuerpo. Todas queremos estar mas delgadas antes de empezar lo cual es muy contraproducente, porque así no se llega a ningún lado. ¡Deja la timidez de lado! O si es algo muy difícil para ti, realiza ejercicio en tu propia casa con videos de youtube.
  4. Establece metas justas y realistas. Si últimamente andas medio lenta, no sirve de nada planear 2 horas de trote diario. Es más fácil empezar por 30 minutos 3 veces a la semana. Los objetivos no cumplidos y las tareas inconclusas se convierten en fantasmas que nos persiguen y dan una sensación de fracaso.
  5. Deja las excusas. La semana estuvo llena de imprevistos y solo te quedo un día para ir al gimnasio, pero no fuiste porque te pareció que no servia para nada. Pero ¡cualquier ejercicio es mejor que ninguno! No te desanimes y mueve el cuerpo, aunque sea solo el día que te sobra.
  6. Divide tu objetivo en partes. Se sabe que los pasos logrados poco a poco generan mas resultados duraderos. Así que en vez de inscribirte en el gimnasio prometiéndote cumplir con todas las clases, comienza por 2 sesiones semanales, luego 2 sesiones de musculatura y así sucesivamente. El simple hecho de mover el cuerpo sirve de gran incentivo para mantener la actividad día tras día.
  7. Mantén la energía. Si tanta gente lo logra ¿por qué tu no? Piensa en la autoestima como una libreta de ahorros. Cada vez que cumples una promesa que te haces a ti misma, tu reserva de autoconfianza aumenta y la meta siguiente parece más fácil de alcanzar. Cada compromiso deshecho, por el contrario, te baja el ánimo lo cual origina un circulo vicioso.

Esperamos que estos consejos te sean útiles y mantengas tu motivación al 100%

Un abrazo.

Javiera.

 

Fotografía de bruce mars en Unsplash

X
X