Belleza

Guía de exfoliantes; parte I

Muchísimas opciones en el mercado, pero ¿cuál es la mejor para ti?

Últimamente, con el boom de la belleza coreana, me he puesto mas busquilla con el skincare y he estado averiguando mucho sobre los distintos pasos en que esta consiste derribando ciertas creencias y nutriéndome de nuevos conocimientos de los cuales me siento en la obligación de compartir.

Hoy, partiremos con uno de mis rituales favoritos, la exfoliación. De tanto averiguar, me he creado una guía de los exfoliantes disponibles la cual intentaré resumir lo más que pueda.

 

¿Por qué necesitamos de la exfoliación?

De manera natural nuestra piel se regenera por sí sola, lo que hace que nuestros queratinocitos (responsables de la producción del colágeno, presentes en la epidermis) nazcan y mueran (células muertas) constantemente.

Si bien en la juventud nuestra piel se exfolia naturalmente, a medida que pasa el tiempo vamos acumulando mayor cantidad de células muertas y la generación de nuevas células se hace aún más lenta.

Si a esto además le sumamos las toxinas acumuladas a lo largo del día producto de la polución, efecto de los rayos UV, o los microbios y bacterias, se produce la posible modificación en la estructura de nuestras células de la epidermis y además disminuye la calidad de la piel, manchas, perdida de agua o elasticidad (ya que disminuye la producción de colágeno).

Debido a lo anterior, no solo es recomendable una exfoliación de vez en cuando, si no mantener una higiene diaria para evitar estos efectos que favorecen el envejecimiento prematuro de la piel.

 

También puede interesarte Exfoliación, Peelings y otros.

 

¿Qué tipo de exfoliantes hay?

Para resumir, podemos decir que hay 2

  • Físicos: que ejercen un efecto mecánico en nuestra piel ya que contienen micropartículas que al frotarlos sobre nuestro rostro se eliminan las células muertas. Son los mas conocidos y usados y los hay faciales y corporales. No penetran profundamente, por lo tanto, su efecto es superficial, pero se logra obtener un efecto inmediato de suavidad. Además de los que encontramos en el mercado, son muy famosos los que hacemos en casa a base de azúcar, café, miel, yogurt y muchos otros ingredientes de cocina.

 

  • Químicos y Enzimáticos: Se aplican en forma de mascarilla, tónicos, lociones o cremas y se retiran pasado un tiempo y reaplican diariamente cuando están en bajas concentraciones, o mensual/anualmente en centros especializados, cuando queremos un tratamiento en concentraciones elevadas. ¿Un ejemplo? los conocidos peelings. Actúan eliminando las células muertas de la piel al igual que los físicos, pero según el componente químico que lo compone y sus características penetran más profundamente a las distintas capas de la piel generando un efecto de mediano a largo plazo.

 

En este último grupo entran los famosos AHA o BHA, entre muchos otros de los cuales no me cabe duda que han escuchado hablar en algún momento (si es que les interesa la belleza coreana, obvio) pero ¿Qué son? ¿Qué significa AHA y BHA? Si quieres saberlo, quédate atenta ya que, en la segunda parte de esta guía de exfoliantes, te explicaremos todo sobre ellos.

 

Besos!

 

Javiera.

 

 

Fotografía de Alex Perez en Unsplash

X
X