ComprasDeporteInteresesPanoramasTendenciaTravelViajes

Por si te faltaban incentivos para viajar al Caribe

Cuando alguien menciona la palabra Caribe, nuestra cabeza se llena rápidamente del intenso azul del mar, las largas palmeras, los pies en la arena y el sol calentando la piel. Un inevitable movimiento de hombros y caderas nos inunda con el sabor tropical y la alegría centroamericana, poniéndonos al instante en “modo caribe”.

Pero ¿por qué nos hace tan felices pensar en playas como Punta Cana, Aruba o Cancún? Aparte de asociarlo a las vacaciones y el descanso, existen otros factores claves, como su geografía, su música y su gastronomía, que las hacen un lugar al que, según cifras del Sernatur, más de 11 mil chilenos al año les gusta ir a visitar.

 

SOL, PLAYA Y ARENA

La geografía caribeña tiene muchas cosas buenas, partiendo por el mar. Sumergirse en el agua salada activa beneficios para la salud, como la acción antialérgica en la piel y vías respiratorias, aparte de servir como descontracturante y relajante muscular y aportar con antioxidantes que combaten el envejecimiento de la piel. Además, sus temperaturas más cálidas permiten quedarse horas nadando o buceando, lo que la transforma en una excelente y entretenida fuente de ejercicio físico.

 

Ve también: 2 panoramas imperdibles para un verano perfecto

 

Por otra parte, playas como Aruba se encuentran a kilómetros de grandes carreteras o ruidosas ciudades, lo que permite una desconexión inmediata. La calma que transmiten las olas logra tranquilizar los sentidos y la única concentración necesaria es para disfrutar la vista, la arena y el sol. El resultado: ¡solo buen humor!

 

¡ME GUSTA EL MUEVE MUEVE!

Los ritmos tropicales invitan a levantarse de la silla y olvidar toda vergüenza a la hora de mover el esqueleto. La mezcla de los tambores, los guitarrones y los contrabajos surgieron de la unión de ritmos europeos, africanos y nativos en distintas zonas, hacen esta música irresistible hasta para los menos bailarines.

La salsa, el merengue, la rumba, el cha cha y hasta el reggae son algunos de los tipos de música que suenan en todas las esquinas del Caribe y que inundan el cuerpo y el corazón de alegría y ganas de bailar. Y si de bailar se trata, un imperdible tropical es la Coco Bongo de Punta Cana, una de las discotecas más famosas de la región que te invitan a mover los pies entre increíbles shows acrobáticos y maravillosos musicales que hacen alusión a los clásicos de Hollywood.

 

GÜATITA LLENA, CORAZÓN CONTENTO

Una de las cosas que nos hace más felices de las vacaciones es la comida. Y el Caribe tiene mucho que ofrecer. Al igual que la música, la gastronomía de la región ha mezclado un camino de sabores, colores y técnicas provenientes de lugares como España, la cultura indígena, África y una pizca de cocina árabe.

Por ejemplo, con una importante herencia maya, México y sus playas caribeñas se destacan por sabrosas y picantes preparaciones como los panuchos (nombre que se le da en el Caribe a los clásicos tacos mexicanos) o la cochinita pibil (una preparación de chancho picante y agridulce), un plato muy famoso en Cancún. Además de mucho pescado fresco, mariscos, yuca, maíz, plátano y frutas exóticas de todo tipo, variedades que comparte con la mayoría de los otros países del Caribe. ¡Imposible no ponerse feliz!

 

Ve también: Los destinos preferidos por los chilenos para el próximo fin de semana largo.

 

X
X