MaternidadSalud

Un pequeño consejo para salir a flote

¿Eres mamá y te sientes un poco ahogada? Constanza tiene algo que contarte...

Uno de los grandes desafíos que conlleva para las mujeres la maternidad es intentar mantener un equilibrio entre el ser mamá y ser mujer. Por intentar ser buenas madres, muchas comienzan a dejar de lado su autocuidado, posponiendo constantemente su yo para atender las necesidades de su bebé. Y la verdad es que todo confabula para que sea así: la deprivación de sueño, el escaso tiempo libre, el no contar con suficiente apoyo, los ritmos de alimentación, sueño y defecación del bebé, entre otras cosas que alientan a dejar a la mujer de lado en favor de la crianza o de descanso. Sin embargo, está postergación constante puede volverse a la larga un problema para la mujer y su relación de pareja. En mi consulta he tenido la oportunidad de hablar con muchas madres primerizas que llegaban estresadas y algo deprimidas; que me narraban cómo, desde que había nacido su bebé, no tenían tiempo ni siquiera para depilarse y que el encontrarse día a día con la versión descuidada de ellas mismas, afectaba negativamente su autoestima y las desmotivaba a mantener intimidad afectiva y sexual con sus parejas.

Toda futura mamá debería ser consciente del doble peligro que acecha a las mujeres tras el parto: caer en una depresión y/o disminuir nuestra autoestima (por los cambios corporales y la falta de tiempo-energía para el autocuidado). Es por esto que las invito, a quienes ya son mamás, a organizar una sencilla rutina diaria que les permita equilibrar el cuidar de su bebe y de ustedes mismas, yo lo he hecho y me ha resultado fantástico.

 

Si bien, ya no me puedo dar largas duchas ni lavarme el pelo con la misma frecuencia, mi día a día tiene contemplado: realizar mis limpiezas faciales, encremar mi cuerpo, planchar mi pelo, elegir una linda tenida, hacerme las uñas en casa una vez por semana, ir a depilarme cada 15 días, darme un espacio para leer o ver algo interesante y utilizar todos los paseos en coche para hacer algo de deporte (el coche es fantástico apoyo para realizar sentadillas y tonificación de piernas y glúteos).

Darme 15 a 25 minutos diarios al menos tres veces al día, me ha permitido sentirme empoderada, alegre y sexy. ¡Sin duda mi vida a cambiado! Pero eso nunca fue ni nunca será una excusa para dejarme atrás y menos ahora que tengo que estar mejor que nunca para dar lo mejor de mí.

Y tú ¿Cuánto te cuidas?

Contanza

Foto: Nate Nessman y Shari Murphy

Constanza del Rosario
Psicologa dedicada al sexo y el amor. Autora del libro Si la Cama Hablara. Creadora de http://www.fitnessintimo.cl
a

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X