PSB

¿Cómo me reencontré con lo que más me importa? ¡Viajando!

Bitácora: Valle Sagrado en Cusco al estilo Explora Travel

Viajes bitacora Explora travel Cusco peru macchu puchu matrimonio luna de miel aniversario viajeros

Todos los viajes tienen un propósito, yo necesitaba un encuentro…

Cada día se convierte en una carrera de metas por lograr y, como la mayoría, doy lo mejor de mí en dimensiones tan distintas como la laboral, afectiva, maternal, etc.

En ese ajetreo diario me fui desconectando de algunas cosas esenciales: Como el sentido que le había dado a tener una familia, una empresa y mi propio rol en ellas.

La piedra fundacional de gran parte de lo que hago, es mi marido, llevamos muchos años juntos y nos compenetramos bastante en los proyectos de cada uno. Ambos necesitábamos un encuentro lejos de las listas de los pendientes y de las exigencias propias de los compromisos que hemos ido incorporando a la vida que hemos diseñado juntos.

Así empezó la búsqueda del lugar ideal para nuestra escapada, estamos de aniversario de matrimonio y sin duda es un gran motivo para celebrar.

Hace muchos años estuvimos en Cusco, Machu Picchu y sus alrededores. Nos acordábamos de que Valle Sagrado, era un lugar en el que queríamos hacer “doble click”. Considerando que yo había estado en el Hotel Explora de San Pedro, sentí que la forma en que diseñan las exploraciones y rutas exclusivas, le daría a nuestra aventura el ingrediente que buscábamos: Un encuentro como pareja, con la naturaleza, con nosotros mismos, con nuestros planes, con nuestra esencia. No me costó nada convencer a Felipe, ya que ahora, hay vuelo directo Santiago – Cusco.

A la carta

En Explora puedes elegir entre decenas de exploraciones que consideran tus preferencias y capacidades respecto de variables como altura (m.s.n.m.), kilómetros a recorrer y medio de transporte (van, bicicleta, a pie). Cada noche, después de la exploración, dimos una pasada por el spa, el bar y nos juntamos con uno de los guías para diseñar las rutas del día siguiente.

El resultado fue:

  • Dos cicletadas que nos mostraron la por qué el Valle es sagrado.

La cuesta del Sapo y Huaypo Views: Las cicletadas comenzaron en altura para disfrutar las imponentes vistas del valle y entender los componentes que incidieron en que este valle proveyera el agua y los alimentos necesarios para abastecer una vasta región. Así se transformó en una parte importante del Camino del Inca. Luego continuamos pedaleando por la rivera del Rio Urubamba y los característicos villorrios que lo acompañan.

  • Caminata al glaciar La Verónica.

Subimos a un pico muy cerca del glaciar para verlo cara a cara. Un escenario impactante, enmarcado por el comienzo del bosque lluvioso y la selva peruana. Al volver y conversar con algunos guías, nos comentaron que, al igual que nosotros, en esa cumbre (y otras dos mas) se generan espontáneamente conversaciones algo filosóficas y existenciales, que dan profundidad a la experiencia de contacto con la naturaleza.

  • Caminata a Chinchero.

Explora tiene una alianza con uno de los grupos de mujeres tejedoras de Chinchero. Sus tradiciones, constantemente expuestas a la globalización cultural, viven una permanente amenaza que requiere de esfuerzos mancomunados para conservarla.

Gracias a eso, es posible que nosotros hayamos podido estar en su taller, aprender sus técnicas de hilado con tintes naturales y tejido. Fue una experiencia muy enriquecedora poder conversar y compartir con este grupo de amigas y familiares unidas por la misma pasión que compartían sus antepasados.

  • Caminata única a Pisac.

Este complejo arqueológico es conocido por miles de turistas, pero lo particular de la ruta que hicimos fue que, a campo traviesa, cruzamos senderos, partes del Camino del Inca, aldeas y rebaños para llegar a Pisac desde la altura. Un panorama único que te permite contemplar las ruinas completas y entender la forma de vida que los llevo a diseñar sus características instalaciones.

Nosotros ya conocemos Machu Picchu, pero otros viajeros nos comentaron que ir desde el hotel era bastante mas cómodo y accesible que desde Cusco.

Sin ánimo de arruinar la sorpresa, no puedo dejar de contares que al final de cada exploración, nos esperaba un rico snack que, siguiendo la línea gourmet muy local y saludable, nos daba energía para llegar a disfrutar de las delicias del hotel.

El Spa de la Concubina

Nadie sabe realmente cómo se llamaba, pero sí sabemos que una de las concubinas de Mateo Pumacahua, prócer de la independencia de Perú, vivió en la casa que hoy es el Spa del hotel. Esta casa colonial con fundaciones pre-incas, que impresionan a todos por la cuidada restauración de sus murales e infraestructura, fue el templo que necesitaba nuestro cuerpo para recuperarnos del esfuerzo físico, mientras las imágenes del día volvían a nuestra retina una y otra vez: Masajes, hechos por una terapeuta local, vapor, sauna y piscina para cerrar viendo la puesta de sol en el hot-tub 😉

  

 

 

 

 

 

La guinda de la torta, es la cocina

Rodrigo, el Chef a cargo, se encarga personalmente de supervisar cada plato y snack que comimos dentro y fuera del hotel, a la vez que diseña un huerto más grande y lindo para cultivar en la tierra que bordea el ala principal (espero volver pronto para ver eso).

Cada plato considera la lista de tus propias restricciones alimentarias e incluye ingredientes locales orquestando una dieta perfecta para el bienestar y los sentidos.

En familia

Sin duda es un lugar al que queremos volver con nuestros hijos. Los guías acompañan el proceso de aclimatación muy de cerca y con certeza, los niños desde los 4 años ya pueden disfrutar de muchas rutas. Además, las instalaciones y exploraciones están preparadas para recibir a personas con movilidad reducida, lo que no deja a nadie fuera de la posibilidad de disfrutar una experiencia como ésta.

Un viaje redondo

Encontrarme con la inmensidad de la naturaleza, con la sabiduría Inca, de la mano de mi gran amor, fue el escenario perfecto para encontrar algunas cosas esenciales que vamos perdiendo de vista entre el ajetreo diario

El vuelo directo Cuzco-SCL hace que este destino se sienta muy cerca y la experiencia es, sin duda, inolvidable.

Puedo dar fe de lo que vivimos con Explora: Sus rutas exclusivas, su deliciosa gastronomía (que te acompaña también en las excursiones), sus instalaciones (que potencian el lujo de lo simple y acogedor en cada detalle) y su equipo de profesionales apasionados (y altamente calificados), le dan a nuestro viaje, la categoría de Perfecto.

¿Qué necesita tener tu viaje perfecto? 

Un abrazo

Kim Brierley N

Para #ExploraTravel y #PSBviajes

No se pierdan las fotos de este link 😉

X
X