PanoramasSeries y cine

La Vida Misma… una película para dejarse llevar.

Disfrutamos viéndola en nuestra Avant Premier acompañadas por muchas de nuestras lectoras amigas.

La Vida Misma está llena de momentos extraños, que me hicieron preguntarme si realmente existen las coincidencias. La decisión más simple podría decidir el resto de tu vida, sin que te des cuenta al principio. Ese es el mensaje que La Vida Misma quiere que sintamos y eso me hizo sentir viva y vulnerable.

El inicio de la película es fuerte. Samuel L. Jackson hace una voz en off y describe varios personajes usando mucho humor (oscuro). No pasa mucho tiempo antes de que la película presente el concepto de narrador poco confiable e interpelador. Es algo que la película utiliza en la mayoría del relato. 

La película tiene un elenco impresionante, protagonizada por Oscar Isaac , Olivia Wilde, Antonio Banderas y Annette Bening, y ofrecen actuaciones sólidas que nos guían por el laberinto de una historia que gira y se desvía, cambiando el ritmo y el tono con facilidad. Los narradores cambian, los héroes y los villanos se desenmascaran y se re configuran, mientras que las historias dentro de las historias alcanzan niveles vertiginosos que reclaman toda tu atención. 

De hecho, cuando Abby Dempsey (Wilde), el amor de la vida de Will (Isaac), le dice algo como “a veces me asusta lo que sientes”, yo pensé en el escritor de esta película, Dan Fogelman, quien parece abarcar tantos temas diferentes que todos están luchando por el espacio y rara vez salen ilesos. La salud mental, el suicidio, el dolor, el amor, la crianza de los hijos, el matrimonio, la integridad, la lealtad y mucho más, todo parece encontrar su camino en esta historia en expansión. Igualmente, es alegre hasta que los temas más oscuros golpean como un puñetazo para quedar resonando en nuestra mente.

Esta es una película que cuanto menos sepas, más podrás apreciar. Así que nuestro comentario llega hasta aquí 😉 y te invitamos a verla.

¡Un abrazo!

Kim

 

X
X