Psicología

Criar niños seguros

Todos hablamos hoy de la importancia de que los niños y adolescentes sean seguros,  que sepan decir que no y que confíen en ellos y en sus capacidades ya que esto es un factor protector importante para todo tipo de riesgos, desde un abuso hasta un trastorno de la conducta alimentaria. Pero ¿cómo logramos educar niños seguros? ¿Qué tenemos que hacer para que nuestros hijos confíen en ellos mismos y en sus capacidades, puedan tomar decisiones y decir que no?

 

Les dejo algunas recomendaciones:

  1. Nunca hagan las cosas por ellos. Desde ordenar la pieza hasta tirar la cadena cuando van al baño. Muchos papás hacen las cosas por los hijos porque es más fácil, seguro, rápido y porque al hacerlo no tienen que estar “peleando” con los hijos, corregirlos o enseñarles (que es mucho más lento y agotador).

Esto porque, en primer lugar, es bueno que echen a perder, que se equivoquen y se caigan, es la única forma que aprendan a levantarse.

Por otro lado, al hacer las cosas por ellos les entregamos de forma subliminal el mensaje que “ellos no pueden”, que “no confiamos en ellos” o que “hacen las cosas mal”. Estos mensajes, aunque expresemos verbalmente lo contrario, son los que más llegan, los que más quedan en la mente de los niños y finalmente aquellos que disminuyen la seguridad en ellos mismos.

 

Ve también: ¿Es posible preparar a nuestros hijos para una ruptura matrimonial?

 

  1. No hagamos nunca las tareas por ellos.

Muchos tienen que haber escuchado a más de alguna mamá con hijos en etapa escolar decir que están ocupadas porque “tienen prueba”. Es que existe un grupo de mujeres (y algunos pocos papás) que viven la vida de sus hijos, les hacen las tareas, son competitivas, estudian con ellos hasta que salen del Colegio y creen que sus hijos no pueden hacer las cosas solos.

Este fenómeno se da justamente por inseguridad de estos padres y madres que creen que sus hijos no podrán solos y no encuentran nunca el minuto de “soltarlos”.

En la consulta incluso he conocido mamás que se juntan a estudiar las materias de los hijos con otras apoderadas en las mañanas para enseñarles a sus hijos durante la tarde.

Nuevamente, con esta sobre protección el único mensaje que le estamos dando a nuestros hijos es que si lo hacen solos no tendrán resultados lo suficientemente buenos para nosotros.

 

Ve también: ¿Cuándo nuestros hijos cumplen ciertos hitos del desarrollo?

 

  1. Nunca esperemos perfección.

Si esperamos que nuestros hijos laven la loza perfecto, nunca rompan nada o tengan sólo notas 7 jamás aprenderán o no se atreverán a hacerlo por miedo a fracasar o a decepcionarnos. Tienen que echar a perder, equivocarse y hacer las cosas mal para que aprendan. Y, aun cuando el resultado no sea “perfecto”, debemos alentarlos y felicitarlos porque lo intentaron y se atrevieron.

 

  1. Nunca resolvamos los problemas por ellos.

No se trata de dejarlos solos si los vemos complicados, como siempre, tenemos que estar allí, pero para guiarlos, darles ideas, apoyarlos, contenerlos y felicitarlos, no para resolver las cosas por ellos. Si lo hacemos jamás aprenderán.

Si se pelea con un amigo, por ejemplo, evitemos llamar a la mamá del niño para arreglar las cosas por él, eso no hará más que insegurizarlo.

 

Ve también: Pequeños tiranos: Cómo enseñarle a tus hijos a manejar la frustración

 

  1. Debemos estar siempre atentos a lo que les pasa y necesiten pero con cierta distancia. Guiémoslos, apoyémoslos, hagamos a nuestros hijos reflexionar, pero jamás los reemplacemos.

 

6. Procuremos siempre felicitarlos y reforzar positivamente sus logros (por pequeños que estos sean).

 

7. Eduquemos con rutinas simples ya que estas le facilitan la vida a los niños cuando son pequeños, les permiten predecir lo que va a suceder y aumentan las posibilidades de que las cosas les resulten, lo que los hace sentirse seguros y capaces.

 

Ve también: ¿Por qué acudir a un@ psicolog@?

 

Tratemos de criar hijos seguros, ayudémoslos a sentirse competentes y confiados en que tienen todas las habilidades y capacidades para hacer las cosas bien y que de esta forma siempre nos estarán llenando de orgullo.

 

Fotografía principal Robert Collins on Unsplash

X
X