Psicología

Cómo superar un despido laboral

¡Tranquila!... no pasa nada, no es el fin del mundo.

¡Hola bellas! Uno de los temas que puede causar un impacto emocional es un despido laboral, no sólo porque representa un corte en la carrera profesional sino también porque supone un remezón en lo que en muchas ocasiones se considera “estable” y también puede afectar la autoestima. Es por eso que les voy a recomendar cómo pueden afrontar un despido laboral, pero desde un enfoque holístico.

Quizás una de las primeras preguntas que pasa por nuestra mente es ¿por qué a mí? Analizar las causas del despido no ayudará mucho en la superación. También pueden aparecer un montón de emociones como tristeza, sensación de injusticia, rabia, inseguridad, etc. Al comienzo del este proceso estas emociones son normales y hay que aceptarlas y vivirlas. Llora si es necesario, haz lo que creas para liberar esa frustración, pero lo importante es que ese estado no se transforme en algo permanente.

 

Ve también: ¡Deja de procrastinar! Y si te cuesta, ojo con estas estrategias

 

Vivimos en una sociedad competitiva, donde ser despedido es “mal visto” porque se considera un “fracaso”. Personalmente, considero que la palabra “fracaso” no debería existir. Estas experiencias son parte de nuestro aprendizaje en la vida que nos deberían llevar a cuestionar y replantear desde dónde nos estamos moviendo y salir de nuestra zona de confort.

Como nada es casualidad en la vida, quizás muchas veces hemos dejado pasar señales que nos advertían de que algo así podía suceder. Lo cierto es que nuestro trabajo se impregna de nuestra energía, por lo que deberíamos preguntarnos: ¿era el trabajo que realmente me gustaba? ¿Estaba entregando lo mejor de mí o me limitaba a cumplir con lo que se me pedía? ¿Era este trabajo el que me permitía explorar mi mejor potencial?

Por mi experiencia en consulta, muchas veces la respuesta a estas preguntas es: No. En algún punto nos hemos ido quedando en: “fue lo que encontré”, “lo hago para poder cumplir con mis obligaciones”, “no hay otra cosa”, etc.

Desde mi perspectiva, un despido es una gran oportunidad de reinvención y debemos aceptar esta situación como un desafío, una oportunidad. Son estos momentos los que debemos aprovechar para crecer y fortalecernos interiormente.

 

Ve también: ¿Por qué acudir a un@ psicolog@?

 

 

Cómo podemos transformarnos.

 

¿Qué es lo que más te gusta hacer (eso que hace vibrar tu alma), que te guste tanto que, aunque no te pagaran, lo seguirías haciendo? Esto es importante porque dice relación con tus dones y talentos. Cuando realmente amas lo que haces, esa pasión se transmite a través de tu trabajo. En este punto debes ser muy honesta contigo misma.

En ocasiones, puede que lo que te apasiona no tenga relación con lo que estudiaste o en lo que trabajabas. Aprovecha este tiempo para informarte y capacitarte en lo que realmente quieres hacer. La vida es demasiado corta para hacer algo que no te hace feliz.

No tengas miedo de hacer el cambio. He conocido publicistas que luego estudiaron peluquería y ahora son dueñas de su negocio, abogadas que ahora se dedican al diseño de paisajes, ingenieras que se dedican a la decoración, etc. Lo que tienen en común es que han decidido hacer un cambio en su vida por lo que realmente les apasiona, y además les va muy bien.

 

Ve también: Si necesitas un cambio en tu carrera, aquí van 4 consejos para un plan

Si el trabajo que hacías es lo que realmente te gusta, la pregunta sería:

¿cómo podría aportar más en mi futuro trabajo?, ¿cuáles son mis fortalezas que me permiten diferenciarme? Todos somos únicos y tenemos algo único que aportar.

Ser independiente puede ser una buena opción, pero si emprender no es lo tuyo, haz una lista de las posibles empresas en las que te gustaría trabajar. Asegúrate de investigar bien si el ambiente de trabajo y horarios son los que te permitirían sentirte más cómoda. En ocasiones hay personas que aman su trabajo, pero no se sienten bien con el clima laboral.

 

Ve también: ¿Por qué acudir a un@ psicolog@?

 

No olvides que durante este tiempo puedes aprovechar de perfeccionar habilidades que puedan ser valoradas por tu futuro empleador o en tu propio emprendimiento.

Sé perseverante. No te desmoralices si obtienes un no por respuesta o no te contratan donde tú quieres. Dale un vuelco a esa energía y transfórmala en combustible para seguir con muchas más ganas. Puede que te demores más de lo que tenías contemplado y que a veces quieras desistir, pero no te rindas, desarrolla tu resiliencia.

Sé paciente, con el proceso y contigo misma. Vas a necesitar de ti, de tu presencia consciente.

 

¡Vamos que se puede!!

 

Con amor,

Carolina Wachtendorff

Aura K-line, Alineación de Chakras – Limpieza de Aura, Biodescodificación & Sanación Reconectiva.

www.sanacionycoaching.com –hola@sanacionycoaching.com

 

 

Fotografía principal por Eric Ward en Unsplash

Carolina Wachtendorff
Terapeuta en Aura K-line: Sanación Reconectiva & Coaching Espiritual de Vida. www.sanacionycoaching.com – hola@sanacionycoaching.com
a
X
X