MaquillajeMujerOpinión

El “Impuesto maquillaje”.

Las mujeres que usan maquillaje ganan más y son mejor tratadas. Esto tiene costos elevados, tanto en dinero como en tiempo.

El “impuesto maquillaje” es muy real. Las mujeres invierten tiempo y dinero en su maquillaje porque afecta sus relaciones y sus ganancias. Y mientras ambos sexos tienden a comprar cortes de cabello, crema de afeitar y crema hidratante, el precio del maquillaje es algo de lo que los hombres nunca deben preocuparse.

La industria cosmética gana $ 60 mil millones cada año. El sitio de finanzas personales Mint afirma que la mujer promedio gastará $ 15,000 en maquillaje en su vida (no incluye cremas o productos de belleza). También cuesta tiempo. La rutina promedio de maquillaje en la mañana entre semana toma 55 minutos. Eso es aproximadamente seis horas y media por semana, o 335 horas al año. Si estás despierta 16 horas al día, equivale a 21 días al año maquillándose.

Detengámonos a abordar la respuesta más común cuando surje este problema: “¡No te pongas maquillaje!”


Es cierto que algunas mujeres nunca usan maquillaje por varias razones. Algunas se ven mejor sin él. Algunas se oponen por principio. Otras simplemente no tienen el tiempo, no pueden costearlo o tienen trabajos que no implican interactuar con otros.
Pero para muchas de nosotras, aparecernos en la oficina o en un bar sin al menos un toque de rubor y alguna aplicación de rímel termina resultando un día dedicado a que nos pregunten si tenemos gripe. Amy Schumer captó este fenómeno en su performance perfectamente titulada: “Chica, no necesitas maquillaje”. La multitud de “simplemente libérate del maquillaje”, particularmente su contingente masculino, suele no tener idea de cómo nos vemos los usuarios de maquillaje (sin maquillaje).

https://www.youtube.com/watch?v=fyeTJVU4wVo

La mayoría de las mujeres usan al menos un poco de maquillaje, algunas veces.

Las encuestas sobre el uso de cosméticos son notoriamente malas (a menudo son patrocinadas por compañías de belleza), pero han informado que entre el 50 y el 80 por ciento de las mujeres lo usan al menos ocasionalmente.

Ve también: Lyndsey Scott: La modelo de Victoria’s Secret que le hizo “tapita” a los machistas


Pero lo más importante, las mujeres en la televisión lo usan. Muchas de nuestras mamás lo llevaban, al igual que nuestras profesoras de escuela primaria. Las revistas bombardean a las chicas con consejos sobre “verse impecable”. Así es como se ven las mujeres, en el ojo de la mente colectiva: con labios brillantes y ojos oscuros.

Foto: Makhmutova Dina

 

Para los hombres, la analogía más cercana a ir sin maquillaje, para las mujeres que usualmente lo usan, es verse obligado a usar una camisa manchada para una reunión. Probablemente está bien hacer recados en una camisa con salsa en el frente. Pero si un hombre llegara al trabajo para una reunión importante, y de alguna manera hubiera olvidado que su camisa estaba manchada y se encontrara sin una camisa limpia de emergencia, probablemente se sentiría profundamente incómodo. 

El maquillaje, en resumen, es una norma, y nada arruina una primera impresión como una violación a la norma. Algunas mujeres sostienen que solo usan maquillaje para “aumentar su confianza”, pero la razón por la que se sienten menos confiadas cuando no lo usan es porque existe la expectativa de que lo harán.

 

Ve también: Naturalmente segura: más de la mitad de las mujeres afrodescendientes dicen que su cabello las hace sentir hermosas.


El maquillaje funciona mejorando el contraste facial: la diferencia de color entre los labios y la nariz, por ejemplo.

El contraste facial está estrechamente asociado con la feminidad y la feminidad con la belleza femenina en las culturas occidentales. En un estudio, tanto los participantes masculinos como femeninos pensaban que las mujeres “normales” se veían mejor cuando se aplicaban una cantidad moderada de maquillaje. Otro estudio encontró que el maquillaje sutil hacía que las mujeres parecieran más competentes, agradables y atractivas.

 

Años de investigación han demostrado que las personas atractivas ganan más.

Por lo tanto, el impuesto maquillaje: los hombres guapos y las mujeres guapas se adelantan, pero no se espera que los hombres usen maquillaje para lucir bien.

Foto: Joel Filipe

 

Se pone peor. Un estudio encontró que las participantes eran más propensas a otorgar “trabajos de prestigio” a mujeres maquilladas que a las mismas mujeres cuando sus caras estaban lavadas. Los clientes masculinos (pero no femeninos) en un  restaurante dejan más propina más cuando las camareras usan maquillaje.

Lo sé, ¡es terrible! ¡No hice las reglas! No tiren sus lápices de ojos Bobbi Brown en mi dirección. De hecho, “no disparen al mensajero” parece ser la actitud general entre los investigadores que estudian los efectos económicos de los cosméticos.

“Ojalá la sociedad no recompensara esto”, dijo a The New York Times Daniel Hamermesh, profesor de economía de la Universidad de Texas en Austin. “Creo que seríamos un mundo más justo si la belleza no fuera recompensada, pero lo es”.

 

Ve también: Cuidado 101: Los productos básicos para limpiar tu rostro


Entonces, ¿qué se puede hacer al respecto?

Las políticas en el lugar de trabajo que permiten a los empleados trabajar desde casa, donde sus niveles de contraste facial solo son juzgados por sus gatos, podrían ser una ayuda inmediata. También podría serlo incluir más mujeres de cara lavada en programas de televisión y revistas.

Para un cambio más duradero, las mujeres podrían simplemente dejar de usar maquillaje. Pero a menos que todas lo hiciéramos al unísono, es probable que las que no lo hagan sigan cosechando beneficios, mientras que las manifestantes al natural continuarán respondiendo preguntas sobre la salud de la tiroides de extraños.

 

 

Foto principal: Inna Harlamoff / Shutterstock

 

Este artículo es una adaptación del original en inglés: The make up tax.

X
X