PsicologíaSalud

El Dalai Lama revela la rutina matutina perfecta para alegrar el día.

¿Cómo suele empezar tu día? Si eres como la mayoría, apagas el despertador varias veces antes de luchar para sacar tu cuerpo de la cama. Pero quizás haya una mejor manera. En lugar de temer el día que viene, ¿y si abrazamos la gratitud y la amabilidad? ¿Qué pasaría si realmente nos dijéramos que aprovecharemos al máximo el próximo día? ¿Lograrías más? ¿Serías más amable y compasivo con los demás? Según el Dalai Lama, podrías hacerlo.

 

perfect morning routine

 

Ve también:

Pequeños detalles en tu vida: La transformación a través del perdón

 

Así es como el Dalai Lama recomienda que comience tu meditación matutina:

“Todos los días, piensen al despertar, hoy tengo la suerte de estar vivo, tengo una vida humana preciosa, no la voy a desperdiciar. Voy a utilizar todas mis energías para desarrollarme, para expandir mi corazón a los demás; para lograr la iluminación en beneficio de todos los seres. Voy a tener pensamientos amables con los demás, no me voy a enojar ni a pensar mal de los demás. Voy a beneficiar a los demás tanto como pueda “. – Dalai Lama

 

Practicar la meditación que te ayudará a dejar ir la negatividad.

Foto por

 

No sé ustedes, ¡pero esa es una buena manera de comenzar el día!

 

Ve también:

Contáctate con tu paz interior


Para entrar en esta mentalidad positiva, puede ayudar a practicar la meditación. Aquí hay 6 pasos que puede usar cada mañana que te ayudarán a cultivar una actitud positiva como el Dalai Lama.


1. Encuentra una posición cómoda.

Esto podría ser en una silla, cojín o acostado.

2. Observa y relaja tu cuerpo.

Trata de sentir tu cuerpo, y deja que cualquier tensión corporal se suelte y se relaje. Sólo respira.

3. Sintoniza tu respiración.

Siente el flujo natural de la respiración, dentro, fuera. No necesitas hacer nada por tu respiración. No largo, no corto, solo natural. Fíjate dónde sientes tu aliento en tu cuerpo.

4. Sé amable con tu mente.

Sí, tendrás pensamientos y tu mente podría vagar. Esto es natural y le pasa a todos. Solo acepta que el pensamiento está ahí y vuelve a poner tu atención en tu respiración.

5. Quédate entre cinco y siete minutos.

Eso es todo lo que necesitas hacer. Solo haz tu mejor esfuerzo para concentrarte en tu respiración.

6. Check in antes de la salida.

Después de unos minutos, reviza tus sensaciones corporales de nuevo y relaja cualquier tensión mientras exhalas.

 

Ve también:

Por qué deberías incluir la meditación en tu vida

X
X