BellezaPeloProductos

Esas cosas (y tinturas) que pasan con los colores de fantasía

Tips y situaciones que te han pasado, o que quieres evitar.

Desde chica que tengo cada cierto tiempo colores de fantasía en mi pelo. La primera vez fue a los 13 y han pasado 15 años sin que se me quite el amor por esto. Sin embargo, nunca ha sido mi cabellera completa -me muero, tengo el pelo muy débil y ya la zona que tiño se debilita cada vez que lo decoloro.

Por eso, hoy quiero hablar de tinturas y otras situaciones que deben saber si es que quieren un cambio de look, o si están buscando productos nuevos.

Primero, la decoloración

Cuando era muy chica, más que claro que esto no lo hice en peluquería. Con el Blondor estamos. Puede que a muchas les resulte. A mi una vez se me quemó el pelo con este producto. Sí, lo que significa que se me cortó y ¡paf! Nada que hacer. Después de eso, respeto con él, así que a la peluquería.

Actualmente, lo hago con más amor y voy donde la Glo en Ohlalá Studio a hacer el procedimiento. Lo que hago es un “bloque de color”, es decir, decoloro una franja de mi pelo. Ella lo hace con amor/paciencia jajaja y agrega también Olaplex para proteger el cabello. En mi caso, lo tengo súper oscuro, por lo que este procedimiento es más largo y no llega a la primera a ser blanco. Llega a un rubio claro, pero no blanco extremo como algunas.

El pelo va a quedar DAÑADO. Eso es real y que nadie les diga lo contrario. Lo están sometiendo a una situación extrema. Así que si quieren hacer este cambio de look, deben considerar que también tendrán que hacer una inversión en cremas de masajes hidratantes. A mi realmente me queda tieso y sin vida, literalmente. Como tengo rulos, decaen y debo hacer TODOS LOS DÍAS tratamiento en la zona. Sí, se recuperan, pero a punta de productos.

Segundo, el color

Yo tendría un arcoíris, pero mantenerlo no es fácil. Por una parte, hay que considerar que todos los colores tienen duraciones diferentes, y no solo depende de la marca. En todo este tiempo, he notado que los que son más tirados a rosa, duran menos que los más tirados a azules. Los verdes tienden a cambiar el tono y los naranjo son los que más se mantienen sin desgastarse.

Además, hay algo clave: La base decolorada de tu pelo. Si sueñas con un rosadito pastel, tu pelo debe estar casi blanco. Si tu decoloración llegó a tonos anaranjados -como me ocurre en algunas ocasiones-  y aplicas este bello tono, tu pelo quedará como una especie de damasco -como flamenco. Es bonito, pero quizás no es lo que buscabas.

Ahora sí: ¡tinturas!

Hoy en día el mercado es muy amplio. En el 2003 recuerdo que con suerte conseguía las famosas Punky Colour… ¡Qué aroma más rico! Ahora hace mucho que no las veo; tenían buen agarre y la usé en fucsia y verde. ¿Qué fui usando más adelante? Ojo con esta lista.

I Light – Elgon

Estos son pigmentos que tonalizan tu pelo. Los venden en Pichara y son fáciles de sacar de las manos -algo muy importante a considerar. No les voy a mentir: no recuerdo cuánto tiempo duraba el color; lo usé hace años y lo que odiaba era que en la tienda tenían casi nunca los colores que buscaba. Valor: $6.500.

City Beast – Redken

He probado sólo tres tonos (a inicio de este año) en esta marca: el Índigo Skylight, Brooklyn Blue y High Line Green.

El primero me duró realmente dos días y me tomó como un lila tirado a gris -con un pelo bien rubio, pero no blanco. El segundo fue increíble, un azul eléctrico hermoso (que es el de la primera foto en la parte superior).

El último duró unas dos semanas, pero cuando fue bajando la intensidad quedó un tono pastel bien bonito. Estos colores los aplicó la Glo en Ohlalá Studio, no los he visto a la venta en alguna tienda.

Brights semi permanent – Ion

Acá tengo una historia muy buena para contarles. Esto ocurrió entre medio de las dos fotos de arriba. Quería algo diferente así que como se salió el “índigo”teñí esa parte con el tono Rosa de la marca Ion (que quedó muy suavecito) y la otra mitad, tono Jade -que es entre un calypso y celeste.

El nombre del color es por la marca, que la venden en Sally Beauty. Lo que me gustó fue el precio, pero el problema fue otro: ¡EL COLOR NO SE SALÍA! Lo sé, el sueño de muchas, pero yo quería ir cambiando el color de mi pelo. Este tono de verdad fue un cacho, pero es hermoso. Valor: $3.990.

View this post on Instagram

Hey, kitty girl, it's your world 🎶🦄

A post shared by Joce Acuña (@joce_a) on

Luego de una larga osadía para intentar bajar el color, tomé el riesgo de teñirlo por encima. ¡Lo que viniera! Ya estaba de un celeste muy clarito pero no blanco total. Apliqué Magenta de la misma marca (y mismo valor). ¿Resultado? Salió fucsia <3

Cuando ya fue bajando el color, iba tiñendo por capas. Para eso, compré los tonos Lavanda y Rosa. Pelito de unicornio feliz. El problema, es que esos dos colores (también de la marca Ion) duran nada, lo que significa que cada una semana debo estar tiñendo el pelo.

Ahora volví a decolorar el bloque de color y a extenderlo, por lo que técnicamente tengo dos tonos distintos como base. Apliqué el magenta y el resultado fue un rosado intenso como el de la foto. Sigo manteniendo la marca. A pesar de todo, me ha gustado como funciona.

Colorista (spray) – L’Oreal

Háganse un favor y NO usen esto. En el caso del spray, es malísimo: El pelo queda tieso y se ve mal; de pronto puede ser una buena alternativa para un cumpleaños de niñas pequeñas ya que sale fácil del pelo… Aunque no de las manos (oops). En mi caso, usé el de tono esmeralda. Pésima experiencia.

También está la versión tintura que dice es de larga duración, pero no lo he utilizado. Solo sé que hay un par de reseñas por YouTube que tampoco tienen comentarios tan bonitos del producto, lo que me motiva poco y nada a comprarlo para probar qué tal.

Marcas que no he probado

Sin duda que una de las que más se habla es Lime Crime, que creo acá traen un par de chicas por Instagram (feliz si me cuentan por mi Instagram donde conseguirlas). Por otro lado, Davines también tiene colores de fantasía en tonos pastel que me han dicho funcionan bien.

Salió algo larga la nota, pero era necesaria, ¿no? Si aún no se animan a los colores de fantasía, quizás esto les sirve de ayuda 🙂

Joce Acuña
Editora general de PSB. Amante de los 90', los unicornios, la cerveza y Britney Spears. Millennial senior a toda honra (por si no se notó antes).
X
X