Cerrar
EntrevistaSalud

Por favor, es hora de que TODAS nos preocupemos del piso pélvico

Y nos referimos no sólo a las que ya han sido madres.

Más que claro que todas han escuchado hablar de los ejercicios de Kegel, y quizás las más jóvenes llegamos a este tema por motivos sexuales más que de cuidado y salud. Hoy quiero compartir con todas una entrevista que tuve con Kari Bo, una de las kinesiólogas más importantes a nivel mundial en temas de salud de mujer y muy ligada a la investigación del llamado piso pélvico.

Ella fue premiada por la Confederación Mundial de Terapia Física por desarrollar una importante carrera como investigadora en estas materias. Específicamente, ha liderado las guías de recomendación de ejercicio para mujeres embarazadas e investiga sobre tratamientos de piso pélvico femenino, como incontinencia urinaria y prolapso. El asunto es que deberíamos preocuparnos de este músculo incluso sin tener relación alguna con la maternidad.

Estuvo en nuestro país en el marco de los 10 años del Diplomado Kinesiterapia en Embarazo y Post Parto de la Universidad del Desarrollo y para asesorar al equipo del área Salud de la mujer del Magister en TerapiaFisica y Rehabilitación de dicho establecimiento.

Acá les dejo lo que conversamos.

Primero, comencemos por lo básico: ¿Qué es el piso pélvico?

“Es una estructura muscular que está abajo, alrededor de la uretra, la vagina y el recto de las mujeres. Es muy importante ya que mantiene todos los órganos internos en su lugar y además mantiene cerrada la zona para que no botemos líquido tanto de la uretra como de lo que viene de atrás”.

Es como una bolsa…

“Sí. Que debe estar siempre cerrada y que solo se abre cuando es necesario”.

¿Cómo funciona?

“Está conectada a los huesos desde el frente de tu pelvis hasta atrás. Es un músculo como cualquiera de nuestro cuerpo, pero desafortunadamente muchas mujeres y hombres no se preocupan de estos músculos. Sin embargo, especialmente en nuestro caso, no preocuparse de estos músculos puede traer problemas como incontinencia urinaria o prolapso genital”.

Es un tema que se habla mucho cuando hay embarazos. Pero cuando no tienes hijos, también es importante hablar de cómo entrenar este músculo…

“Sí, debería ser igual que cuando lo hacemos con otros músculos de nuestro cuerpo. Es impactante como las mujeres muchas veces nos preocupamos de fortalecer el cuerpo pero no le ponemos atención a éste, que es uno de los más importantes”.

“Para mí, el piso pélvico debe ser entrenado como un músculo más y debe ser integrado al programa de cada una, es algo natural”.

¿Desde qué edad deberíamos comenzar a entrenarlo?

“Por dar un ejemplo -un caso excepcional-: Hay gimnastas que desde muy jóvenes comienzan a tener problemas de filtración, estamos hablando de chicas entre 13 y 16 años. De hecho, un 80% de quienes hacen salto de trampolín tienen este problema durante las rutinas”.

“Personalmente la respuesta es que siempre deberíamos hacer entrenamiento de piso pélvico. Debemos hacer que sea algo más natural. Para la mayoría de las mujeres este músculo comienza a ser un tema cuando están embarazadas, ya que es un periodo con muchos cambios en una mujer tanto física como hormonalmente… O sea, imagínate, ¡cómo todo se expande! Jajaja. Entonces es algo que te ayuda tanto para el parto como durante y post embarazo”.

“Pero volviendo a lo anterior, al tema de la gimnasia, las mujeres que tienen entrenamientos de alto impacto, también deberían practicar ejercicios de piso pélvico y eso incluye que los entrenadores interioricen también tomen conciencia del tema”.

De hecho es algo que quería preguntar. ¿Qué pasa cuando hacemos crossfit, o vamos al gimnasio, bailamos…?

“Cada vez que hacemos un movimiento brusco, de impacto, va contra el piso pélvico. Si estos músculos no están respondiendo en contra, entonces comenzará a debilitarse y abrirse hacia abajo. El entrenamiento de piso pélvico no es algo que debas dejar de lado porque es muy importante para la salud de las mujeres. El mensaje clave es: No se olviden del piso pélvico”.

Hablemos de bolitas chinas y conos…

“Hay evidencia de que si se usa ‘peso vaginal’ es más efectivo que no usar nada o no entrenar. No muchas mujeres pueden mantener estas bolitas dentro de su vagina, no las logran aguantar y se caen. Está demostrado que usarlas es más efectivo que no hacer nada… Pero hay muchas que no les gusta hacer esto, se sienten incómodas, pero también puedes hacer una rutina sin peso para promover el ejercicio”.

“Lo importante es que debes ejercitar la zona tal como lo haces con los biseps u otros músculos del cuerpo. Hay que hacer una rutina”.

¿Cómo se recomienda comenzar?

“Primero tomar una cita con un fisioterapeuta para saber cómo iniciar adecuadamente según cada mujer -hay kinesiólogas que se dedican a este tema. Así se tiene por seguro que estás haciendo las contracciones correctas”.

“En muchas ocasiones las mujeres están haciendo los ejercicios incorrectos. Están usando la fuerza de los glúteos o de los abdominales y abductores en lugar del piso pélvico. Y también, desafortunadamente algunas mujeres presionan hacia abajo, entienden mal y creen que lo están haciendo bien… De hecho, eso está perjudicando tu salud y tendrán un prolapso”.

“Por eso es muy sabio, especialmente si tienen un problema, visitar a un experto para conocer las instrucciones y tener un feedback para conocer cómo vamos”.

“Algo que puedes hacer para ver si hay algo de fuerza o no es que cuando estás en el baño y caen las últimas gotitas de orina, tratar de detenerlas, presionando tu piso pélvico, y ese es un pequeño test para saber si estás haciendo una contracción. Si lo logras detener, está bien, pero ojo, que este no es un ejercicio, es solo un test de contracción”.

“Por otro lado, hay mujeres que saben que logran contraer bien pero no son eficientes, no hacen más fuerza de la que les basta y creen que es suficiente”.

Cuándo es más probable que ocurra un prolapso: ¿Luego de que las mujeres tengan hijos o puede ocurrir en cualquier momento?

“Puede haber problemas por varios motivos; la mayoría son luego de tener hijos o ya a una edad más avanzada. Es una condición más común de la que se cree y las mujeres tampoco hablan del tema. Por eso también hay muchas operaciones”.

“Hay muchos estudios que indican que si se fortalece el piso pélvico puedes evitar el prolapso e incluso eliminar síntomas que te lleven a él. Cuando hay un indicio de este problema, lo primero que debería proponerse es hacer entrenamiento de piso pélvico”

“Toda mujer debe tener la oportunidad de probar esta opción antes de una cirugía. Esto último es el arreglo rápido… De hecho, si tienes musculatura débil, lo que hace la operación es subir todo hacia arriba… Pero puede volver a caer. Las cirugías no siempre muestran buenos efectos y termina con complicaciones; tratemos de evitarlas mientras se pueda”.

¿Por qué crees que hablamos tan poco de este tema del piso pélvico?

“Por un tema tabú. Es una zona ligada a la sexualidad, de lo que no queremos hablar porque da vergüenza y por lo mismo asumimos que está ‘todo bien allá abajo’, y está mal pensar eso, es desafortunado. La debilidad del piso pélvico es un tema muy común entre las mujeres y siempre deberíamos estar hablando de esto”.

“Además, lo ligamos a problemas que pueden pasar ‘cuando seamos más viejas’, pero siempre podemos hacer algo antes”.

Si bien es una responsabilidad nuestra, como mujeres, de investigar más… ¿Qué pasa cuando vamos al ginecólogo/a? ¿Hay una responsabilidad de parte de ellos, de meternos el tema en la cabeza?

“Sí, creo que todo profesional de la salud debe estar más abierto a conversar al respecto. Sabemos que estos temas salen cuando ya estás terminando la cita: ‘Ahhh sí, tengo algo de filtración’, como si nada. Todas debemos preguntar por cualquier cosa que sientan extraña. Es normal preguntar y es necesario para darme aún más importancia el tema”.

Un par de cosas clave relacionadas piso pélvico

  • Tal como decía Kari Bo, es bueno asesorarse con una especialista del tema para saber si estamos haciendo bien o no los ejercicios. Las llamadas bolas chinas sirven para entrenar, pero no necesariamente debes partir con peso si quieres acostumbrarte a usarlas. Hay unas que vienen dos pelotitas, una dentro de la otra, sin peso, y que son buenas para comenzar. Luego puedes ir sumando peso vaginal… Piensa que es como entrenar brazos o piernas, ¿vas directo a lo más pesado? No. Acá es lo mismo.
  • El prolapso genital es algo que ocurre en mujeres y es un defecto y debilidad en las paredes de la vagina y sus elementos de sostén. Esto provoca que caigan las zonas afectadas como la pared vaginal anterior con la vejiga, la pared posterior con el recto y la parte alta o cúpula vaginal con el útero.
  • Hay cosas simples que podemos empezar a hacer día a día a favor de tu salud: contraer. Cuando saltes, cuando tomes peso, ¡incluso cuando sales del auto! Tal como decía Kari, muchas veces hacemos impacto contra el piso pélvico y no tomamos consideración de su efecto negativo si no nos preocupamos de entrenarlo.

 

Joce Acuña
Editora general de PSB. Amante de los 90', los unicornios, la cerveza y Britney Spears. Millennial senior a toda honra (por si no se notó antes).
X
X