Cerrar
MujerPsicologíaRelaciones

Liberate de los juicios: Cinco pasos para un detox personal

Todo parte por identificar nuestras acciones.

¡Hola, bellas! Siempre queremos ser felices. Buscamos estar en paz… Siempre “buscamos” como si fuera algo que se encuentra fuera de nosotras. Este es uno de los engaños del Ego.

La causa de la infelicidad es una percepción errónea producto de los juicios que realizamos. Aprender a realizar una desintoxicación de los juicios, nos proporcionará un cambio de percepción que traerá paz y felicidad duraderos a nuestra vida.

El juicio forma parte de nosotras

Todas las personas emitimos juicios. Lo usamos para situarnos frente a la realidad percibida como método de comparación: “más inteligente que”, “mejor que”, “peor que”, etc. Cuando juzgamos la realidad, lo hacemos en base a nuestra percepción, y por lo tanto colocamos un velo que nos impide ver otras perspectivas y por ende nos cerramos a otras posibilidades.

Esto lo hacemos habitualmente de forma automática, inconsciente, y que se basa en nuestras creencias y/o bloqueos.

“Tal vez sea útil que nadie puede enfadarse con un hecho. Son siempre las interpretaciones las que dan lugar a las emociones negativas, aunque éstas parezcan estar justificadas por lo que aparentemente son los hechos”

“Un Curso de Milagros” (UCDM).

Me atrevo a decir que juzgamos para defender nuestra herida

Todos tenemos (consciente o inconscientemente) alguna herida o trauma de la infancia, y juzgamos para separarnos de aquello que pueda tocar nuestra herida. Para que no nos duela, pero sin reconocerla. Al criticar lo de afuera pareciera que me defiendo de ello y que “no me toca”.

Mi propuesta es realizar un Detox de Juicios, que tiene como propósito cambiar la percepción que tenemos sobre la realidad, para lo cual te invito a realizar el siguiente ejercicio:

  • Obsérvate cada vez que juzgues, pero no te juzgues por haber juzgado (en palabra o pensamiento).
  • Reflexiona sobre los tipos de juicios que usualmente realizas. (sobre otros o sobre ti misma)
  • Identifica las creencias que se encuentran detrás de este juicio.
  • Acepta a los demás tal y como son.
  • Perdona y perdónate.

El perdón tiene sentido porque sigues vinculado a aquello que no perdonas. Perdonar implica que eliges tu libertad al resentimiento que significa seguir vinculado.

“Los juicios siempre entrañan rechazo… Una de las ilusiones de las que adoleces es la creencia de que los juicios que emites no tienen ningún efecto”

“Un Curso de Milagros” (UCDM).

En la segunda parte, hablaré sobre el perdón.

Con amor
Carolina Wachtendorff
Aura K-line, Biodescodificación, Coaching Holístico & Sanación Reconectiva
www.sanacionycoaching.com – hola@sanacionycoaching.com

Carolina Wachtendorff
Terapeuta en Aura K-line: Sanación Reconectiva & Coaching Espiritual de Vida. www.sanacionycoaching.com – hola@sanacionycoaching.com
X
X