Belleza

Nota mental: Es hora de poner atención al cuidado de tu cuello

Un tema que sale constante, pero rara vez le tomamos el peso.

Unsplash

Hace un tiempo, una de nuestras lectoras nos consultaba en Facebook si los mismos productos de la rutina de cuidado del rostro se podían aplicar en el cuello. La verdad, es que lo ideal es que sí, que sea de ese modo.

Resulta que cuando somos más jóvenes poca y nada de importancia le damos a esta zona de nuestro cuerpo. Con suerte cuando nos duele por estar en una mala posición o dormir mal. De hecho, algunas ni siquiera se aplican crema hidratante en la zona. Para quienes no sepan, acá es donde aparecen las primeras arrugas, así que si son de las que se acomplejan por este tipo de situaciones, es hora de poner ojo.

No menor, suele pasar que al igual que el escote, es una zona donde tienden a aparecer manchas a las que deberíamos prestar atención por cualquier problema de salud. Además, acá la piel comienza a soltarse más rápido.

Podría interesarte: ¿Sabías que tu cuello es una de las zonas más frágiles de tu cuerpo?

¿Qué hacer para cuidarlo?

Nada del otro mundo. Lo vital es preocuparte de seguir los pasos más básicos de cuando limpias tu rostro: jabón, tónico y crema hidratante. La exfoliación también puede ser cada 15 días.

Hay cremas especiales para usa en la zona -Elicina tiene una, pero aún no hemos visto resultados como para poder compartirlos con ustedes. En tanto, Avène también tiene una emulsión especial para rostro y cuello que puedes revisar acá.

¡Ojo con la postura!

Si pasas mucho tiempo delante del computador, trata de mantener la pantalla siempre a una altura adecuada. Evita sostener el teléfono entre oreja y hombro durante mucho rato.

Nunca está demás: Ejercicios para aliviar el dolor de cuello.

Cuida la elección de tu almohada: si duermes de lado, que sea dura y alta para compensar el espacio entre los hombros y la cabeza; si acostumbras a recostarte boca arriba, te conviene un modelo más bajo. La idea es que el cuello no esté en una mala posición y que almohada ayude a mantener la fluidez de su línea respecto a la columna, sin forzarla.

Dato extra: ¿Cada cuanto tiempo deberías cambiar tus almohadas?

¿Ya anotaste? Tampoco está demás decir que de vez en cuando puedes aplicar tus mascarillas faciales en el cuello para hidratarlo de forma más profunda 😉

X
X