Cerrar
BebéMaternidadSalud

¡Nació! ¿Cuándo debemos ir a ver al nuevo integrante de una familia?

Un par de consejos que quizás no tenías considerados.

Unsplash

¡Hola, chicas! A todas aquellas que han sido madres, ¿les pasó que de repente se vieron invadidas por una avalancha de amigas, familiares, hijos de amigos, y un largo etcétera?

Muchas veces, nosotras mismas formamos parte de esa avalancha por las ganas de conocer a esa personita recién llegada. Pero no siempre es lo más adecuado, sobre todo para la madre.

Unos pequeños consejos sobre qué hacer y qué no hacer cuando visitamos al recién nacido

  • Los primeros días no siempre son los más adecuados. Sobre todo porque la madre está en pleno proceso de recuperación y necesita descansar, junto con disfrutar este momento.
  • No aparecer de sorpresa. Siempre llamar o enviar un mensaje previo a la visita, para no importunar.
  • No besar las manos o mejillas al recién nacido. Idealmente sólo tomarlo en brazos de ser necesario, y siempre lavarnos las manos antes de hacerlo.
  • Evitar dar consejos indeseados. Ninguna nació siendo madre y estamos en proceso de aprendizaje permanente. Con el primer hijo, la ansiedad es mayor por todo lo nuevo que se nos presenta. El exceso de recomendaciones y consejos, sólo termina aumentando esta ansiedad.
  • No sacar al bebé de la cuna. No es necesario tomar al bebé cuando uno lo visita, aprovechemos el tiempo para compartir con la mamá.
  • Ni se nos ocurra interrumpir la hora de amamantar. Permite que se tome todo el tiempo necesario.
  • Más que claro: no fumar antes de la visita. También evita usar perfumes en exceso.
  • Tampoco saques fotos sin autorización de los padres. Menos subirlas a las redes sociales sin antes preguntarles. Esto también se puede aplicar a las fotos de la mamá en el postparto reciente. No todas nos vemos ni sentimos como Kate Middleton.
  • Evitar visitas si estamos enfermas, aunque sea el resfrío más común de todos. Recordemos que estamos visitando a alguien que es más débil del punto de vista inmunológico

Otros detalles que no están de más

Preguntémosle a la mamá como se siente. Si necesita algo antes de visitarla, llevémosle algo rico de comer o un regalo sólo para ella. Recuerden que por nueve meses las mujeres somos el centro de atención y luego que nace el bebé, muchas veces sólo nos convertimos en la acompañante del recién llegado. Aunque algunos lo califiquen de egoísmo, esto colabora mucho a la depresión postparto y al llamado baby blue.

Les dejo un gran abrazo y espero que recuerden estas sugerencias, cuando nazca la próxima guagua de la familia.

Aurora Poblete.
Ginecologo obstetra.

X
X