CelebrityModaMúsicaTendencia

Abramos ese closet: Los looks de Avril Lavigne

Ícono de la primera década del 2000.

Pueden decir lo que quieran de Avril Lavigne, pero de que hizo una ruptura en el mundo de la moda, fue así. Más allá de la música y de que su primer disco fuera una maravilla con todas las emociones bien puestas canción por canción, dejó una huella imborrable en muchas.

La niña que prometió que nunca usaría vestido

Nunca olvidé eso. Cuando era chica fui fiel fan de Avril, especialmente por su look. Ese pelo bien liso, harto delineador de ojos, mangas, pantalones cargo y la corbata. Cómo no olvidar la característica corbata que hizo poner a mi mamá de cabeza porque no entendía por qué su hija se quería vestir así.

No era lo único: Avril en ese entonces -hablamos del 2002-, había dicho en varias ocasiones que se sentía cómoda con su look y que no usaría vestidos… Hasta que sacó el segundo disco. Es más, nunca olvidaré la portada de revista que me hizo gritarle: “¡MENTIROSA!” Una de Nylon de 2004.

De la corbata al tul

Esto es clave. Dejamos la corbata y pantalones negros y anchos para usar bototos y faldas de tul. ¡Una belleza! Para mi no hay un look más bello que ese. Yo estaba feliz y más encima, en esa época se estaba poniendo de moda “Floricienta” (la de verdad eso sí, no esa cosa que se les ocurrió hacer versión chilena). ¡El tul estaba en todos lados y con harto maquillaje!

Poco a poco fue el inicio del cambio, aunque hay algo que nunca abandonó: las tachas y los colores en el pelo. El beneficio de ser rubia lo usó muy bien y provocó otro dolor de cabeza más en mi madre porque su hija quería lo mismo.

Pero, ¿sabían de la teoría de Avril Lavigne?

Es una delicia y tiene que ver con su closet. Un portal brasileño aseguró hace años que la cantante canadiense había sido “suplantada”. ¿Cómo eso? De acuerdo a ellos, la cantante tuvo una depresión muy profunda y se suicidó luego de su segundo disco. Durante este tiempo su popularidad era tal que tenía una doble para distraer a los paparazzis… Quien hoy en día “sería la Avril Lavigne del presente”.

¿Qué? Sí, tal cual. De hecho, se basan en que la fisionomía de la cantante cambió bastante, más allá de una baja de peso. Y claro, el cambio radical de estilo también sería un punto a favor de su teoría. Una locura que me encanta contar cada vez que puedo, y si no me cree, en este link se las dejo.

Más allá de la teoría conspirativa, ¡hablemos de sus looks!

Eso es lo que nos reúne en esta nota, así que mucho ojo a toda la inspiración que nos dejó Avril Lavigne y que a más de una -como yo- dejó marcada hasta hoy. ¡Que vuelvan las corbatas! (¿O no? ¿Me entro? ¿Adiós?)

**Que se sepa: NUNCA fui pokemona jajaja. El “ojo mapache” del exceso de maquillaje negro siempre me gustó. Sí, si tengo que decir que fui de una Tribu Urbana, fiel emo me considero y Avril Lavigne también influyó por ahí jajaja.
Joce Acuña
Editora general de PSB. Amante de los 90', los unicornios, la cerveza y Britney Spears. Millennial senior a toda honra (por si no se notó antes).
a
X
X