Cerrar
ComidaSalud

Bajemos la neura: UN berlín a las 1.500 no te provocará cáncer

Acá la explicación aterrizada de lo que en verdad pasa.

Amamos que más de una de ustedes sea muy cuidadosa a la hora de comer. Pero también sabemos que muchas caen en más de una tentación cada cierto tiempo -donde también nos incluimos algunas de nosotras.

¿Por qué hablar de esto? Quizás ya se enteraron de un estudio realizado por el Departamento de Ingeniería Química y Bioprocesos de la UC, apoyado por el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico, que midió los niveles de acrilamida en algunos productos de pastelería de consumo masivo en Chile. Esto reveló que el berlín era uno de los que más presentaba este componente.

ALTO: ¿Qué es la acrilamida?

Vamos por parte. Es un compuesto orgánico, blanco, inodoro y cristalino que se forma en los alimentos durante su cocción o procesamiento a altas temperaturas. Se presenta especialmente en productos con alimdón e incluso, está en el humo del tabaco.

Está clasificado como un compuesto potencialmente cancerígeno -es decir, que hay estudios pero que no han comprobado al 100% que realmente sea un elemento que provoque directamente la enfermedad.

Las mediciones del estudio

La información que se presentó indica que “el berlín contiene 138 microgramos de acrilamida por kilo, a diferencia del küchen y el pie de limón que registraron 83 y 78 microgramos de acrilamida por kilo, comparativamente”, según dio a conocer a los medios Franco Pedreschi, líder del estudio.

A éstos le siguen la torta de bizcocho, el queque y el brazo de reina. Las donas también pasaron por la investigación y arrojaron 298 microgramos del compuesto por kilo.

Aterricemos: ¿Cuántos berlines habría que comer para que sea un riesgo cancerígeno?

Gabriel León, científico y autor de un libro muy recomendado que se llama “Ciencia Pop”, se hizo esta pregunta en sus redes sociales. Primero, parte explicando que muchos productos tienen acrilamida, como el pan tostado y las papa fritas, así que ojo ahí.

Pero quiso ser enfático en la cantidad que se consume. Según sus cálculos, una persona de 70 kilos, debería comer 1.160 berlines al día, equivalente a 116 kilos de este bollito. Con esa cantidad recién estaría en el límite mínimo desde el cual se pueden producir daños medibles.

La explicación completa la encuentran en este hilo de Twitter:

Todo en exceso es malo

Tampoco es que con esta información se vuelvan locas y se coman todos los berlines del mundo. Sino que hay que tener siempre la cautela de comer con moderación. En especial si son alimentos altos en grasas y azúcares refinados.

X
X