Salud

Tatuajes, tintas y salud: Hablemos de estudios y riesgos

Un par de puntos para aclarar.

Tomar la decisión de hacerse un tatuaje, técnicamente no debe ser de un rato para otro. Es importante tener en consideración el lugar donde te lo vas a realizar, saber si están respaldados por el Seremi de Salud y nunca está demás conocer el dato de alguna experiencia previa. Pero, ¿qué tan riesgoso para tu salud es dejarte una marca “para toda la vida”.

Antes que todo: ¡A nosotras nos gustan los tatuajes! No crean que esto es una crítica ni nada de eso. Cada una sabe lo que hace con su cuerpo y acá somos varias las que tenemos incluso más de uno. Pero siempre es necesario conocer algunas cosas que podrían pasar.

El efecto concreto de las tintas para tatuajes

Bien recordarán que hace unos meses apareció el reportaje de Canal 13 sobre las tintas que venían de Brasil y que eran altamente tóxicas. Seamos sinceras: ¿Cuántas de las que se han hecho tatuajes han consultado con qué tinta trabajan en el local donde están haciendo el procedimiento? ¿Cuántas googlean ese dato? Quizás no muchas.

Estudios

Como tal, hay falta de estudios clínicos más amplios sobre los efectos concretos que provocarían ciertos conservantes y contaminantes asociados a los pigmentos que tiñen tu piel. Y no lo decimos nosotras, sino que un informe publicado por la Comisión Europea que pueden leer acá.

De los que existen hasta ahora, hay unos que igual van entregando datos interesantes. De acuerdo a un estudio publicado en Nature y que encuentran en este link, científicos alemanes y franceses explicaron que las sustancias de las tintas viajan por el cuerpo hasta los ganglios linfáticos. Se acumula, tiñen y además los engrosan de forma crónica.

De hecho, en El Mundo, la investigadora Ines Schreiver del Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos -y coautora del estudio- explica que “cuanto más tatuajes se tenga, mayor es el número de partículas que se acumularán en los nódulos linfáticos”. ¿Y qué significa que mis ganglios tengan tinta? Puede interferir a la hora de detectar la presencia de células cancerígenas.

¿Qué puede haber en la tinta de un tatuaje? Desde pigmentos orgánicos e incluso metales pesados como níquel, cromo, manganeso, cobalto.

El láser para retirar un tatuaje

Ya es común que en los centros de estética se realicen estos procedimientos que eliminan visualmente el dibujo que te hiciste. No crean que es un arte que lo hace desaparecer por completo ya que igual se notan un poquito pero en color piel. De todas formas, es bastante efectivo.

Sin embargo, el estudio que les comentamos al principio de las tintas, explican que el borrado de tatuaje por láser provocan que “las partículas grandes del pigmento de la piel se romperán en fragmentos más pequeños que viajarán por el cuerpo y serán transferidos al nódulo linfático”, según explica la Dra. Schreiver a El Mundo.

Otros posibles riesgos a la salud de un tatuaje

Infecciones

Como explicamos al principio, es muy importante fijarse en el lugar físico donde te harás el tatuaje. Un equipo mal esterilizado, aunque las agujas sean nuevas, puede llevar a riesgo de enfermedades por contaminación de la sangre. Éstas pueden ir desde hepatitis B y C, e incluso el tétanos.

Algunas reacciones alérgicas

Puede que EN UNA DE ESAS, muy rebuscadamente, aparezca una reacción alérgica por tintas de colores rojo, verde, amarillo y azul.

¿Queloides?

Esto ocurre cuando el cuerpo sigue y sigue regenerando una cicatriz. Es como que no se detuviera y “cura demás” la piel, provocando que aparezca una protuberancia -pequeña o muy grande. Expertos dicen que hay más posibilidad de que aparezca en un piercing que al realizar un tatuaje, por eso es poco probable (no imposible).

Las resonancias magnéticas

Puede que un día deban realizarse este examen y que la misma tecnóloga médica les haga la advertencia. Hay ocaciones en que el procedimiento provoca ardor o molestia, lo que tiende a ocurrir más con tatuajes de colores.

X
X