Recetas

Un quequito esponjoso con amor nunca está demás

¡Y muy fácil de hacer!

No se si a ustedes les ha pasado, pero a la hora de hacer queques a mi me daba miedo que quedaran muy secos, muy bajos o cero esponjosos. Hasta que me dieron esta increíble receta, ¡y cambió mi percepción! Es realmente rico y lo mejor de todo es que es ¡muuuuy fácil!

Es suave, esponjoso, mojadito, tiene todas las características que uno busca a la hora de comerse un rico queque. Aprovechen de hacerlo con sus hijos. Que los ayuden a exprimir las naranjas, a echar la harina, el yogurt, etc. Yo cada vez que hago este queque les pido ayuda ¡¡¡¡y les encanta!!!!

Al principio no me gustaba incorporarlos en la cocina porque quedaban todos sucios. La cocina parecía campo de batalla, Pero después me di cuenta de que así los niños aprenden, así adquieren la experiencia de cocinar, de crear y de ayudar. Hay que hacerlos parte (obviamente no poniéndolos en riesgo), dándoles tareas para que vivan la experiencia que es realmente fascinante.

Queque esponjoso

Ingredientes

  • 3 Huevos.
  • 2 Medidas de azúcar.
  • 3 Medidas de harina con polvos.
  • 1 Cucharadita de polvos royal.
  • 1 Medida de aceite.
  • Jugo de 2 naranjas.
  • 1 yoghurt Soprole alto de vainilla (este envase es el que se ocupa como medida para todos los ingredientes)

Preparación

Se baten los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla pastosa. Luego se agregan la harina, polvos, aceite y se vuelve a batir todo junto. La mezcla se va a poner espesa y ahí se le agrega el jugo de naranja.

Se vuelve a batir y una vez que este todo incorporado se le agrega el yogurt, se bate solo unos segundos para mezclar y listo.

Se vierte la mezcla en el molde previamente aceitado y se va al horno por aprox. 45 min. Dependiendo del molde que se utilice, si es pequeño unos 30 min y si es grande unos 45-50 minutos.

X
X