Recetas

Cómo incluir la chía de forma diferente en tu desayuno

Unas receta fáciles de pudines ¡y exquisitas!

Unsplash

¿Quién no se aburre de comer lo mismo siempre? Más si a veces tratamos de ir por la senda de lo saludable… ¡Muchas se aburren! Por lo mismo, hoy les dejamos un par de recetas fáciles de hacer con un ingrediente estrella.

¡Todo lo bueno de la chía!

Esta semilla tiene muchas propiedades para tu salud; de hecho, es un superalimento. Contiene omega 3, hierro, calcio, magnesio, cobre, aminoácidos esenciales y alta concentración en fibra y antioxidantes.

Podría interesarte: El ABC del omega 3.

Mucha gente cree que sólo se puede consumir dejándola en agua o incluso como agregado extra para el yoghurt. Así que a continuación te dejamos cosas ricas para innovar durante las mañanas. Todas tienen una duración de entre tres y cuatro días si las mantienes refrigeradas.

Pudín de chía con coco

  • 1/4 taza de coco rallado.
  • 1/4 taza de chía.
  • 3/4 taza leche de coco.
  • 1/2 taza de agua.
  • Frutos rojos a gusto.

En un bowl agrega todos los ingredientes -menos los berries- y mezcla. Te dará una medida para dos porciones; guárdala en el refrigerador toda la noche. A la mañana siguiente, decora con los frutos rojos y a comer. PD: Si lo prefieres más dulce, agrega endulzante de tu preferencia.

Foto: Foodies.com

Pudín de chía con plátano

  • 300 ml. de leche (de tu preferencia).
  • 2 cucharadas de avena instantánea.
  • 4 cucharadas de chía.
  • Medio plátano.
  • 1 cucharada de miel o endulzante.

Mezcla la leche o bebida láctea con la miel -o endulzante- en un recipiente. Agrega la avena y la chía. Guarda la mezcla por al menos una hora en el refrigerador; lo sacas y vuelves a mezclar para guardar nuevamente hasta la mañana siguiente, donde agregas plátanos picados.

Foto: Hola.com

Pudín vitamínico de la estación

  • 1 taza de leche (de tu preferencia).
  • 3 cucharadas de chía.
  • 2 gotitas de esencia de vainilla.
  • 1 plátano.
  • Frutos rojos, mango, durazno o melón. ¡Lo que prefieras!

Al igual que la receta anterior, mezcla la leche con la chía. Agrega endulzante (si deseas), además de la esencia. Deja reposar unos 15 minutos en el refri y vuelve a mezclar. Esto es para que la mezcla se ponga gelatinosa. Guárdala hasta la mañana siguiente. Para servir, lo dejas en un vaso y arriba agregas la pulpa de tus frutas (basta con mezclarlas en la juguera).

Foto: Bekuviva.com

 

X
X