Celebrity

Mel B ingresa a rehabilitación por su adicción al sexo y alcohol

Una decisión propia que quiso compartir con sus fans

Getty Images

Hace mucho rato que la Scary Spice viene dando de qué hablar en los últimos años. Y lamentablemente no todo tiene relación con su retorno con las Spice Girls o sus apariciones como jueza en programas de talento. Su vida ha sido algo movida en el último tiempo y esta vez ella decidió dar un alto y comenzar un tratamiento.

Mel B ingresará por su cuenta a rehabilitación

La cantante de 43 años anunció que entrará a una clínica a tratar sus adicciones al alcohol y al sexo. Además de su trastorno de estrés postraumático. Fue ella la que habló con el diario The Sun para explicar que en septiembre comienza su tratamiento. Esto fue parte de lo que declaró:

“Los últimos seis meses han sido increíblemente difíciles para mí. He estada trabajando junto a un escritor en mi libro, ‘Brutally Honest’, y ha sido increíblemente traumático revivir una relación sentimental con tantos abusos y enfrentarme a tantos asuntos dolorosos de mi vida. Estoy siendo muy honesta sobre el hecho de beber para paliar mi dolor. Pero esa es solo una manera con la que mucha gente enmascara lo que realmente ocurre”.

Una serie de eventos desafortunados

Melanie se refiere con lo anterior a su separación del productor de cine Stephen Belafonte, con quien se casó en 2007 y cuya separación se hizo pública en 2016. El año pasado ella consiguió una orden de alejamiento de su ex esposo. De acuerdo a varios sitios de internet, él le habría pegado como parte de varios abusos. Entre ellos, sexuales, obligándola a realizar tríos.

¿Recuerdan la historia de la niñera de tiempo atrás? Eso fue parte de lo ocurrido. Es más: Belafonte la habría amenazado con hacer públicos videos sexuales para hundir su carrera. Para evitarlo, Mel B le pagó más de US$6 millones y una pensión por tres años.

La depresión de la cantante fue tan grande por la depresión, que a fines del año pasado se arrancó la piel donde tenía un tatuaje hecho en honor a su ex en 2010. Sí, leyeron bien, no lo eliminó: se quitó la piel en un quirófano.

La adicción al sexo

Es más común hablar de una adicción a las drogas o al alcohol -por feo que se lea. Pero una adicción sexual es otro de los problemas que poco a poco salen más a la luz y que son más comunes de lo que se cree.

Ocurre cuando se convierte en una prioridad que interfiere en la vida diaria y afecta las relaciones sociales. Causa ansiedad, estrés y arrepentimiento. Es una conducta compulsiva, de tendencia involuntaria e irrefrenable. Busca una relación sexual estereotipada donde la persona queda insatisfecha.

No hay muchas cifras, de acuerdo a la Red Salud CHRISTUS-UC, más que los que explican del National Council of Sexual Addiction de EE.UU. Lo que se sabe es que el 40% de los afectados pierde a su pareja, 40% sufre embarazos no deseados, 72% tiene ideas obsesivas sobre el suicidio. Además, el 68% tiene riesgo de contraer ETS.

Ojo que lo que termina decantando en una adicción sexual es que en la mayoría de las veces no hay placer sexual, sino que sentimientos de culpa y sufrimiento. Además, no puede describirse por un solo comportamiento y puede desarrollarse de diferentes formas: desde una masturbación compulsiva, relaciones con múltiples parejas, encuentros con personas desconocidas frecuentemente, entre otros.

X
X