MaternidadMujerPsicología

“Las mandonas”: Cómo fortalecer el liderazgo sin ponerle etiqueta

La sociedad estanca desde muy chicas. ¿Cómo lo evitamos?

Unsplash

Vamos a hablar de liderazgo femenino, pero no desde el mismo punto de vista desde el que se habla siempre. Si no que desde donde se comienza a formar una persona líder, o las características de liderazgo de una ésta.

Hace tiempo que me da vuelta este tema, desde que vi un video de Beyoncé -mis respetos a Queen B- que salió años… Y también desde cuando empecé a emprender. Me he llevado baldes de agua fría en reuniones, en los que hombres han hecho comentarios que no se los dirían a otros de su mismo género.

“Las mandonas”

Desde que somos chicos, a los niños hombres se les destacan sus habilidades de liderazgo, versus las niñitas que comienzan a ser llamadas mandonas, brujas, dominantes, llevadas a sus ideas, y otros adjetivos y carteles que no son positivos. Las etiquetas en general no son buenas en los más chicos, sino que más bien son una profecía autocumplida.

Es tal el efecto que tiene esto en las niñas, que alrededor de 6to básico, se interesan menos por ser líderes. Muchas ya no quieren ser llamadas mandonas o con adjetivos parecidos que tienen connotación negativa. En vez de potenciarles su ambición, de destacarles sus características de líderes, de potenciarles quiénes son y sus sueños, ambiciones y fomentarles sus intereses, las truncamos.

Una serie de datos bien impactantes

  • Entre la enseñanza básica y la media, la autoestima de una niña se reduce 3.5 veces más que la de un niño.
  • Las niñas creen que adoptar roles de liderazgo las hará parecer mandonas.
  • Las niñas en etapa escolar son menos escuchadas y más interrumpidas que un hombre.
  • En los libros infantiles predominan los superhéroes hombres por lejos.

¿Cómo podemos empezar a cambiar esta situación?

Todo esto tiene finalmente tiene repercusiones en la adultez y se refleja en menos mujeres en puestos altos, en menos mujeres en la política, en menos mujeres que se atrevan a emprender y también en la diferencia de sueldos entre distinto sexo en un mismo cargo.

Lo primero que podemos hacer es generar un cambio en nuestras casas, como familia. La diferencia de cuánto gana un hombre y una mujer por la misma tarea, comienza diferente desde que somos chicos. Por ejemplo, hay que dejar de lado esa formación de que las tareas más caseras pertenecen a las niñitas.

Investigaciones en esta materia han demostrado que los niños pasan menos tiempo haciendo tareas de la casa, pero los padres les adjudican mayor valor a las que les toca realizar, como lavar el auto, sacar la basura, versus la tarea que pueda estar haciendo la hermana que es lavar la loza, o doblar ropa. Alternemos.

Otro tip son las actividades extracurriculares, que también siempre han estado muy divididas. Las niñitas hacen ballet y arte. Mientras que los hombres tienen una gran variedad de deportes, instrumentos, etc.

Es muy beneficioso que las niñas participen de algún deporte que se juegue en equipos, ya que en ese contexto se pueden aprender muchas habilidades sociales. También puede ser en grupo de música, o cualquiera donde haya interacciones que las haga aprender a colaborar, a decir su opinión, a ceder, a equivocarse, a trabajar en equipo.

Cómo hablamos las mujeres

Muchas veces las niñas tienen la tendencia a debilitar sus argumentos y opiniones, diciendo cosas como “igual yo creo que…” “Parece que esto debiera hacerse así…”, o “no estoy segura de que esto esté bien, pero…” Que son entonaciones que no dejan que digan sus ideas con claridad y confianza. Este es un hábito que incluso acarreamos hasta la adultez.

Por lo que es ideal mostrarles a nuestras hijas, sobrinas, nietas, hijas de amigas etc. Cómo expresar una idea con claridad. Si vemos que una niña está usando esas muletillas, ayudémosla a re estructurar lo que está diciendo. Hay que alentarla a que lo diga con confianza, directamente, sin que debilite su argumento.

Empoderemos líderes

A propósito del tema, les sugiero  ver un TED Talk de Colin Stokes llamado “How movies teach manhood”. Sirve para seguir ahondando en como de diferentes ángulos podemos ir haciendo cambios.

Y por último, en la página Banbossy.com pueden encontrar muchísima información más. Tanto para familias, profesores y la comunidad en general, en cómo ir haciendo cambios que una vez que los lees, hacen demasiado sentido. La idea es que el cambio se genere a una edad temprana, ya que va a tener más impacto y retorno en la adultez.

María José Buttazzoni – Educadora de Párvulos PUC
Sokiplay.com
Jardín Infantil Ombú

X
X