Carrera y trabajoNosotrasPsicología

Shake it off! Ningún comentario te debe hacer daño

Enfócate en lo que tú quieres, no en lo que te dicen.

Que no te importe absolutamente nada puede ser malo, y que te importe todo, también. ¿Será tan así o es algo que constantemente nos hacen creer? A veces es bueno detenerse un rato y enfocarse en lo que quieres tú, las metas y cómo lograrlas. Sea cualquier ámbito: familiar, laboral, profesional, etc. Pero para eso, a veces hay que ponerse “modo indiferencia” y eso, puede ayudar a mejorar tu autoestima.

Haters gonna hate

Las odiosas seguirán odiando. Siempre, pase lo que pase, hagas lo que hagas. Por eso es importante que dejes de preocuparte de lo que te digan los y las demás para echarte abajo. Alejarte del drama baja el estrés, la ansiedad e incluso, las decepciones.

Algunas a veces tienden a estar más preocupadas de los comentarios negativos que de las cosas positivas que les dicen, y eso puede ser por muchos motivos diferentes. Lo importante, es que todas podemos seguir algunos pasos para hacer un cambio al respecto. ¿Se motivan?

Debes rebajar tus expectativas

Hoy en día no podemos negar que las redes sociales han provocado “desvirtuar” en algo la realidad. Perfección en todo y cada detalle muy cuidado. Pero ese tipo de cosas a veces es bueno dejarlas a un lado. Hay un libro llamado “El sutil arte de que (casi todo) te importe un carajo” de Mark Manson –que se puede encontrar acá-, y dice lo siguiente:

“Nuestra cultura se halla obsesivamente orientada a expectativas positivas, pero poco realistas. Sé más feliz, sé más sano. Sé el mejor, mejor que los demás (…) De manera irónica, esta fijación con lo positivo -lo que es óptimo, lo que es superior- sólo sirve para recordarnos una y otra vez lo que somos. Lo que nos falta”.

¿Habían notado eso? El autor dice que lo que deseas llegarás cuando menos te lo esperes. Así que si algo no resulta, tú sigue dándole si le tienes fe, pero debes estar receptiva a lo que venga. Sea bueno o malo, pero al menos, lo intentaste. NO TE APROBLEMES. Eso es lo que buscamos.

Un rato la mente en blanco

Estar siempre pensando en que durante tu planificación “podría pasar algo malo”, te va a limitar a la hora de vivir cosas positivas e incluso, para afrontar problemas. Estar con esta sensación de control y estar constantemente preparándote para lo que viene, a veces no es tan bueno como una cree.

Tú eliges tus batallas

Y sabes qué y quiénes merecen tu atención. El resto…

A veces hay que decir que no

Por eso, en este link de PSB te contamos cómo puedes hacerlo sutilmente y de forma educada. A veces hay que rechazar algunas cosas ya que no se puede tener todo. Hay que elegir, pero recuerda que para eso, también debes darle algo de espacio a tu corazón para que te guíe.

Y recuerda: tú dominas tu mente

Cuando sientas que vas a caer en ese odioso espiral de empezar a analizar todo una y otra vez, ADIÓS. Cambia el tema y piensa en otra cosa. De primera no va a resultar, pero es un buen ejercicio para comenzar a hacer poco a poco.

X
X