NoticiasOpinión

Argentina: El rechazo al derecho de decidir de las mujeres

¿Por qué es clave lo que pasó anoche el país vecino?

AFP

Nuevamente vuelvo a escribir sobre el aborto. Es necesario, es un tema que no puede aburrirte como mujer. Luego de ver la maratónica jornada de debate en el Senado argentino, en la madrugada de este jueves se votó sobre el proyecto por la despenalización del aborto.

Luego de que 59 parlamentarios inscritos hablaran -y pelearan por el tiempo, además de algunas intervenciones vergonzosas como que una de ellos NO leyó el proyecto-, se cumplieron los pronósticos. Todo se inclinó hacia el rechazo de la ley. 38 en contra, 31 a favor, dos abstenciones y una ausencia.

Todos los ojos en Argentina

Como era de esperarse, en varias redes sociales -especialmente en Twitter- más de uno y una reclamaba de por qué nos preocupábamos de lo que pasaba en el país vecino. Mirar hacia al lado es necesario en todo tipo de aspectos. Es necesario para reflexionar, crear nuevos movimientos y entender sobre lo que pasa en el mundo y en nuestro país.

Mirar que a las afueras del Congreso argentino el contraste era total ya da para pensar. Seas verde o celeste, había una necesidad de hablar sobre los derechos de la mujer y eso sólo te abre camino a nuevos escenarios y rumbos políticos.

El derecho nosotras a decidir

Encuentro absurda esa necesidad de pensar que al decir “aborto libre”, vamos a entrar a las clínicas como locas a matar guaguas. POR FAVOR, NO.

Es tener en tu poder la decisión de traer o no una vida. No todas tienen las mismas condiciones para tener un hijo, no todas quieren ser madre, no todas quieren adoptar… Y ni hablar de las condiciones de los niños en centros de servicios de menores. ¿Por qué traer un niño al mundo para ser rechazado? ¿Para que no tenga cumplidas sus necesidades básicas? Y ahí vuelve el tema que siempre traen quienes están en contra: “Eso te pasa porque no te cuidaste”, “cierra las piernas”, “porque te revuelcas con cualquiera”. NO, paremos con eso.

En el caso de Argentina, la iniciativa fue presentada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito, que buscaba la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14. Los mismos senadores que votaron a favor, explicaban que esto lo hacían para mejorar la calidad de vida de las mujeres, y lo más importante: Cualquier que fuera el resultado, los abortos se iban a seguir realizando, legal o ilegalmente.

Todos pueden cambiar su pensamiento

Puede que personas a favor estén ahora en contra y viceversa. Cambiar tus creencias te renueva y también te ayuda a tomar nuevos rumbos. En política es similar, pero lo más importante es que quienes nos representan están tomando NUESTRAS ideas y no las de ellos.

En el Senado argentino sucedieron varias explicaciones similares, donde algunos explicaban que habían reflexionado sobre el tema y que votaban a favor del proyecto por todas las mujeres que tenían un derecho a decidir. Algunas incluso lloraron al decir que pensaron en su decisión por el futuro de sus hijas; incluso una renunció a la Comisión de Mujer al asumir que votaría en contra.

Uno de esos cambios, fue el de Cristina Fernández, quien pasó a apoyar la legilsación:

“Si quieren saber quiénes me hicieron cambiar de opinión, fueron las miles y miles de chicas que se volcaron a las calles (…) Verlas describir la realidad de una sociedad patriarcal nos debe colocar a todos en un lugar distinto”.

¿Qué pasa ahora?

Al ser rechazada la iniciativa, sólo podrá volver a ser presentada en el Congreso desde el 1 de marzo de 2019, luego del inicio del nuevo período legislativo.

Aborto en el mundo

De acuerdo a la ONU, muchos países contemplan el tema en sus legislaciones bajo ciertas circunstancias. Chile es un caso con las tres causales. Sin embargo, hay cinco Estados que no lo avalan bajo ningún contexto:

  • El Salvador (uno de los más estrictos).
  • Nicaragua.
  • República Dominicana.
  • Malta (dato interesante: acá está legalizado el divorcio y el matrimonio homosexual).
  • Vaticano.

No dejemos de hablar de esto. No dejemos de hablar de nuestros derechos. Que esta decisión sólo nos haga re plantearnos lo que ocurre con nosotras y que nos ayude a volver a la lucha.

Debatamos al respecto.

Joce Acuña.

Joce Acuña
Editora general de PSB. Amante de los 90', los unicornios, la cerveza y Britney Spears. Millennial senior a toda honra (por si no se notó antes).
X
X