Cerrar
ComidaSalud

Cinco cosas buenas de comer almendras

Sin duda, uno de nuestros frutos secos favoritos.

En estos días fríos, los frutos secos son salvadores. Eso sí, cuidado, que no por ser pequeños significa que puedas comer por montones. Siempre es importante fijarse en las cantidades. Hoy queremos hablar de nuestro favorito: las almendras.

Lo rico de ellas es que se encuentran todo el año y lo puedes agregar a los postres, comidas calientes e incluso, a las ensaladas. Su consumo habitual (una porción de cuatro almendras, cinco veces a la semana) tiene muchos beneficios para la salud.

Ayudan a mantener un peso adecuado

Esto es porque sus grasas saludables y nutrientes favorecen el buen funcionamiento del metabolismo. Además, otorga sensación de saciedad.

Le dan un empujón a tu cerebro

Es más, pueden reducir el riesgo de Alzheimer. Aumentan la función cerebral e incrementan la capacidad intelectual. Hace unos días les contábamos de cómo darte un empujón si no dormiste bien –link acá. Bueno, consumir almendras te puede revitalizar.

¡Eso mismo! ¡Dan energía!

Siguiendo en la misma línea, este alimento es rico en manganeso y cobre, dos minerales que intervienen en la producción de energía dentro de las células junto a la vitamina B2.

Reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Las almendras protegen las paredes de las arterias debido a que son ricas en grasas moninsturadas. Esto significa que además ayudan a reducir los niveles de colesterol LDL.

Pequeñas pero llenas de sorpresas

Cada una de ellas tienen importantes cantidades de fibra, proteínas, minerales (como hierro, fósforo, magnesio, potasio, zinc y calcio). También vitaminas del grupo B, E y grasas saludables.

X
X