Belleza

Los beneficios de la parafina para tu piel

¡El uso de esta cera tiene múltiples beneficios!

Bellas, ¿vieron recientemente los Instagram Stories de Renata? Hace poco se hizo un baño de parafina para sus manos, por lo que no está demás explicar sus beneficios para la piel, en especial en estos días fríos.

¿Qué es la parafina?

Es una cera hecha a base de la destilación del petróleo. Se usa en velas, productos para pulir, en lápices y también para fabricar productos resistentes al agua y humedad. En su proceso, cuando se enfría y cristaliza, se filtra para ser purificada. Esta parte es la que se usa en cosmética.

¿Y es sano que lo apliquemos en la piel?

Sí, probablemente varias de ustedes se están preguntando cómo algo de este tipo sirve para la piel. Pero resulta que entre sus propiedades está la hidratación y la capacidad de suavizarla. Esto se debe a que retira las células muertas, ayuda a mejorar la circulación y ayudar a abrir los poros.

Es perfecta para quienes tienen la piel demasiado seca o quieren reparar el tejido de las uñas y las cutículas. Es por lo mismo que se usa mucho en centros de manicura.

Las ventajas para la salud con la parafina

Quienes tiene artritis, osteoartritis, fibromialgia, entre otras enfermedades reumáticas, pueden encontrar alivio con la aplicación de este material ya que aumenta la presión sanguínea y relaja los músculos. Además, con un suave masaje reduce los dolores. No menor, molestias en los huesos o en los músculos -como la tendinitis- pueden aliviarse con esta cera.

¿Cómo aplicarla?

La forma más fácil, es ir a un centro de belleza y solicitar uno de estos tratamientos. Pero comprarla tampoco es tan difícil -la venden en los mismos recintos o en perfumerías. De hacerlo en casa, debes tener cuidado de no quemarte.

La debes derretir en una olla a baño maría -nunca directo al fuego- y esperar a que esté tibia. Esto es casi como cuando calientas la cera para depilarte. Debes cubrir tus manos y/o pies con parafina, por lo que debes sumergir 3 a 4 veces seguidas hasta que queden cubiertos. Siempre corrobora antes que no esté muy caliente.

Ideal si puedes envolver la zona con una bolsa de plástico o papel film; mejor aún si además logras ponerte un guante para el calor (como los de cocina). Deja reposar unos 15 o 20 minutos minutos -siempre fíjate en la consistencia, que no se endurezca. Al pasar el tiempo retira la parafina de la piel empujándola de forma suave; notarás que sale fácilmente.

Podría interesarte leer sobre nuestras cremas de manos recomendadas para este invierno. Sigue revisando más en este link de PSB.
X
X