Maternidad

¿Qué son las crisis de lactancia materna?

Un tema complejo en el periodo de lactancia son las llamadas Crisis de Lactancia Materna o Brotes de Crecimiento. Es muy importante que sepamos identificarlas y puede ser agotador. No entendemos qué pasa: que nuestra guagua que era dócil, tranquila al pecho, de repente parece inquieta, “pelea” con la pechuga, o quiere estar pegada al pecho todo el día, llora, sentimos que es un saquito roto que puede tomar y tomar leche sin descanso, lo que para nosotras es estresante.

Ahí vienen todas las inseguridades: pensamos que nos estamos quedando sin leche, que la leche no es suficiente para satisfacer sus necesidades, y no faltan las que caen en la tentación de darle rellenos de formula artificial. Estos son periodos por los que cursan las guaguas y es normal y está súper descrito. No pensemos que somos las únicas que pasan por esto.
Antes de creer que tu leche es mala, que no produces suficiente cantidad, que tu leche no alimenta a tu guagua, etc. Piensa que es normal, ya que estos periodos suelen durar algunos días pero luego todo vuelve a la normalidad.

¿Qué es lo que ocurre?

La razón que explica la necesidad de la guagua de tomar leche como que no existiera un mañana es porque está pasando por un período de crecimiento y necesita más leche para saciarse. Lo que está sucediendo es un ajuste entre la oferta y la demanda, es decir, la cantidad de leche se ajusta a lo que la guagua necesita realmente ya que está creciendo, por eso esta fase también se denomina brote de crecimiento. La forma en que la guagua asegura tener la cantidad de leche suficiente para sus necesidades es pasar el día pegada al pecho de la madre. Recordemos que la producción de leche está netamente relacionada con la succión, por lo tanto, a mayor tiempo que pase la guagua en la pechuga, acoplada de forma correcta, habrá una mayor producción de leche.

Existen varias crisis durante el primer año de vida, unas más fáciles de sobrellevar que otras. En las próximas semanas me detendré a comentarles sobre cada una:

  • La primera crisis es la de los 17 – 20 días.
  • Crisis de las 6 semanas.
  • Crisis de los 3 meses, que es una de las más duras y acá algunas mamás definitivamente tiran la esponja (¡tú no lo hagas!) Aquí ocurre el establecimiento de la lactancia.
  • Crisis de los 4 – 5 meses (crisis de sueño, se le llama “falsa crisis”).
  • Crisis de los 6 meses, podría ocurrir por la introducción de la alimentación complementaria.
  • Crisis de los 8 – 9 meses (ansiedad por separación).
  • 1 año.
  • 2 años

Hay que tener paciencia y no sucumbir ante el miedo. No recurras a la formula artificial y confía en que tu leche es suficiente.

María José Acevedo B. Nutricionista, Magister en Nutrición, Coach Nutricional y Asesora de Lactancia Materna
mariajoseacevedo@inta.uchile.cl

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X