Medio AmbienteModaOpinión

Fast Fashion: Un peligro medioambiental

La moda rápida le está haciendo daño al mundo y tú puedes hacer algo para cambiarlo.

Este año, la ONU declaró la moda del “fast fashion” como un peligro medioambiental. Pero, ¿qué es el fast fashion?

Entendiendo lo que es “la moda rápida”

Es el modelo de negocios que usan tiendas como Zara, Berksha, Forever 21, H&M o Mango, con temporadas rápidas de pocas prendas, para mantenerse siempre actualizados en la moda (y para estar siempre vendiéndote). La gracia de este modelo de negocios es que te engancha cada vez que vas, pues aunque aparezcas solo dos semanas después por la tienda, siempre encontrarás algo nuevo.

Esto incita a los compradores a continuar gastando, con mayores ganancias para ellos pero no necesariamente para ti. Resulta que tus prendas ya no te gustan de un año a otro y, lo que es peor, ¡ni siquiera duran de un año a otro!

El daño del “fast fashion”

La industria de la moda es la segunda que más contamina en el mundo, por lo que los expertos miran con malos ojos estos cambios constantes de clóset (y tu bolsillo también).

Para hacer una prenda de ropa se requiere: sembrar algodón; procesarlo; mezclarlo con otras fibras; estampar; teñir; confeccionar y luego distribuir las prendas. El fast fashion ahorrará donde pueda: mano de obra; materiales baratos; etc.

También puede interesarte...

¿Cuánto se gasta en recursos?

El Espectador pone el siguiente ejemplo: la cantidad de agua que se tomaría un ser humano en diez años, unos 10.000 litros de agua, son lo que se gasta para producir un kilo de algodón. Lo necesario para un solo par de blue jeans.

Todos estos procesos requieren de recursos, y todo este gasto de recursos se da para producir prendas que serán usadas, en el mejor de los casos, unas diez veces, según el informe “A new textiles economy: Redesigning fashion’s future”.

La ONU maneja cifras aún más chocantes. Según el organismo internacional, el 40% de las prendas que guardamos en nuestros clósets jamás serán usadas. Todo terminará incinerado en basureros globales, a razón de cinco o seis camiones de basura por minuto.

¿Podemos hacer algo?

¡Claro que si! En lugar de solo comprar algo porque está barato, de moda, o necesitas un “fix” (comprar reduce el stress, pero solo momentáneamente), espera a comprar algo realmente sentador, de buena calidad, y que te guste por mucho tiempo.

Piensa en tu ropa como en un tatuaje, no te harías cualquier cosa ni en cualquier lugar, ¿Cierto? (Espero que no, por salubridad, ¡mujer! Jajajaja). Este tipo de prendas son más caras en el minuto, pero si miramos a largo plazo, mucho más baratas, pues duran mucho más y las usamos más veces.

También está la propuesta de la Fundación Ellen McArthur, que incita a los productores a reciclar los materiales que sus usuarios desechan… ¡pero esto es dejar la solución en manos de terceros!

Seamos responsables en nuestro consumo de la moda, y compremos cosas que de verdad nos gusten. Y si necesitas un fix, ¿qué tal un chocolate, una ida al spa, o salir a trotar? Todos estos son reductores de estrés. ¿El que más nos gusta a nosotras en PSB? Juntarse con las amigas, ¡obvio!

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X