EntrevistaPanoramas

El “Paisaje de Cristal” de Andrea Lería

Una propuesta sobre el sentido de pertenencia y familia.

Para las que gustan del arte, en Galería Madhaus está “Paisaje de Cristal” de Andrea Lería. La artista chileno-española radicada en Barcelona dejó en una serie de pinturas sus recuerdos de infancia y busca profundizar del sentido de pertenencia y trama familiar.

En PSB conversamos con ella sobre su experiencia, inspiración y los detalles de sus obras que están hasta el 13 de mayo en la galería ubicada en Vasco de Gama 4639, Las Condes.

¿Cómo fue el proceso creativo para esta exposición en particular?

Hace dos años y medio regreso a Barcelona, lugar donde nací en 1980. El encuentro con esta ciudad, mi abuela y su casa, dieron sentido y despertaron nuevos matices en la exploración que llevaba a cabo hacía años con archivos propios y la relación que estos tienen con como recuerdo y construyo una identidad.

Se hace evidente en este encuentro con la ciudad que albergó mis primeros años de vida la carencia de una jerarquía en los recuerdos y que son la combinatoria caótica, la fragmentación y la repetición lo que constituye el hilo unificador cuando hablamos de memoria y archivo.

Desde hace algún tiempo me di cuenta de que hay cosas que la pintura y el dibujo no dicen, y empecé a tratar de revelar cada vez más el proceso creativo, dejándolo a la vista, mezclando fotografía, texto video y objetos en el anhelo de que el espacio expositivo sea un lugar de reflexión de la obra y de sus formas de producción. Este mecanismo busca develar las capas que hay detrás de la pintura –así como en los recuerdos- para luego expandirla en instalaciones que abordo como una nueva manera de pintar.

¿Cómo fue lidiar con tu niñez una y otra vez al plasmarte como niña en los diferentes soportes?

Louise Bourgeois que es para mi uno de los grandes referentes femeninos del arte contemporáneo escribió:

“My childhood has never lost its magic,
it has never lost
its mystery,
and it has never lost it’s drama”.

¿Que pasa cuando uno empieza a excavar en el pasado? La imagen que uno tiene de uno mismo se transforma y con ella la percepción de los recuerdos. Recuperar la memoria, una que no fue perdida por trastornos, sino por mecanismos de la psiquis que no obstante nos llevan a tener que desenmascarar las capas de ilusiones y fantasías que se tejen con los recuerdos. Revelar las lagunas en mi recuerdo desde mi lugar de origen es hoy una obsesión.

¿Cuál es tu diagnóstico respecto de las galerías de arte en Chile?

Sería muy soberbio de mi parte dar un diagnóstico… Con suerte tengo un ‘diagnostico a la deriva’ de lo que yo hago. Creo que hay buenos proyectos y muchos de ellos tienen buena presencia en ferias internacionales.

Admiro el proyecto de Paul Birke (Galería Die Ecke), la Galería Gabriela Mistral también sorprende, trabajar con Madhaus y este nuevo espacio que está dentro de la casa de la galerista ha sido una muy buena experiencia. Creo que el tema es cómo hacer viables los espacios expositivos y Madhaus es una solución bastante poética al problema.

¿Y tu apreciación respecto de la emergencia de nuevos artistas en Chile?

Creo que el mundo está repleto de gente talentosa y brillante, Chile no es la excepción.

Según tu experiencia de vida, ¿sientes que haya algún factor común entre las mujeres artistas?

Me cuesta pensar en los factores comunes soy una enamorada de la individualidad y apuesto por ella. Cada día me causan mas desconfianza los términos que agrupan: los inmigrantes, lo sudamericano, lo femenino…

¿Cuán importante es, para el desarrollo de un artista, la ciudad en la que vive? En ese sentido, qué sientes que te ha aportado Londres, Barcelona y Santiago (y otra ciudad si has vivido en ella).

Me encantaría definirme como exploradora, pero tantos movimientos están más vinculados a mi fragilidad y mi dificultad con la vida cotidiana. Cumplo ciclos y me tengo que mover, pero ni yo entiendo muy bien como funciono en esto.

Me defino como una ‘hibridación contemporánea’ no pertenezco a ningún lugar en Chile, no me siento Chilena. Pero en España (mi lugar de nacimiento) me siento chilena… Sí creo que todos estos movimientos han hecho que el foco de reflexión de la obra tenga tanto que ver con el sentido de pertenencia a un lugar.

Indago en el pasado en busca de claves de mi identidad. Por supuesto que 7 años en Londres siendo tan joven cuando llegué (19 años) han definido mi trabajo, pero no creo que esto lo haga más o menos interesante.

Sabemos que has estado llevando parte de tu arte a la calle. El esténcil y la pintura ahora forma parte del paisaje en las calles de Barcelona. Cuéntanos esa experiencia.

Hace un año que paralelamente a mi trabajo de taller tengo un proyecto en la calle, en Hospitalet (Barcelona) que se llama ‘El cuaderno de los niños prestados’. Pinto estas imágenes de niños en las fachadas, es mi propia galería en el espacio público.

Me interesa el elemento performativo de pintar en la calle, pero aún mas importante es la aparición de cientos de personajes y sus historias mientras los ejecuto. Finalmente la imposibilidad de gestionar lo que pasa con ellos una vez que están en el espacio público. Su inminente desaparición hace que cada día quiera salir mas a la calle, invertir tiempo y dinero en algo que nadie se puede comprar o llevar es un pequeño acto de resistencia.

¿Qué te gustaría decirle a artistas que están comenzando su carrera?

Creo que decir mucho podría desalentarlos, decir una frase sería mentir. Prefiero no dar grandes consejos, me he equivocado lo suficiente para abstenerme de esta pregunta.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X