Salud

Bajos niveles de vitamina D aumenta la mortalidad

vitamina D

Yo soy como una lagartija, o una planta, como quieran, lo único que sé es que cuando hay sol, necesito hacer fotosíntesis. Claro, sobreexponerse al sol tiene sus consecuencias negativas, pero no exponerse al sol también. La luz solar es fundamental para que nuestro cuerpo produzca vitamina D.

Hoy en día estamos expuestos, la mayor parte del día, a luz artificial que limita el amplio abanico de frecuencias de la luz solar. Y cuando salimos de nuestras modernas madrigueras nos cubrimos con anteojos de sol y cremas solares que bloquean los rayos ultravioletas, lo que nos impide sintetizar la imprescindible vitamina D. La mala iluminación tiene efectos tan perniciosos como la malnutrición en nuestro organismo.

Pero al igual que ocurre con los alimentos y el agua, en el término medio está la virtud. Una excesiva exposición a la luz solar puede resultar tan perjudicial como una exposición insuficiente.

La clave se encuentra en exponernos al sol gradualmente y con moderación (el cuerpo nos indica que la exposición al sol ha sido suficiente cuando la piel comienza a enrojecer).

Vitamina D y mortalidad

La deficiencia de esta vitamina se asocia generalmente con un mayor riesgo de patología ósea. Ahora, un nuevo estudio de la Universidad de Copenhage (Dinamarca) añade que tener niveles bajos de vitamina D está vinculado a una mayor mortalidad. El estudio ha sido publicado en la revista British Medical Journal.

Los científicos realizaron un análisis de 95.766 participantes de raza blanca de ascendencia danesa con ciertas variantes genéticas que afectan a los niveles de esta vitamina.

¿Es una cuestión genética o de mala salud? Esta es la pregunta a la que querían dar respuesta con este estudio. Así, pusieron a prueba la teoría de que los niveles genéticamente bajos de vitamina D se asocian con una mayor mortalidad, usando una técnica llamada aleatorización mendeliana.

Los participantes fueron evaluados en cuanto a su consumo de tabaco, de alcohol, el nivel de actividad física, el colesterol, el índice de masa corporal (IMC), la presión arterial y sus variantes genéticas.

Los resultados demostraron que los niveles genéticamente bajos de vitamina D estaban estrechamente vinculados a una mayor mortalidad por cualquier causa, ya fuese cáncer u otro tipo de enfermedad.

Funciones de la vitamina D

  • Promueve el crecimiento y mineralización de los huesos.
  • Aumenta la absorción intestinal de calcio. Junto con la hormona paratiroidea, moviliza el calcio desde el hueso y aumenta la reabsorción tubular renal de calcio y fosfato. Su déficit ocasiona raquitismo en niños y osteomalacia en adultos.
  • Inmunidad: fortalece al sistema inmune ayudando a prevenir infecciones.
  • Reproducción.
  • Interviene en la secreción de insulina del páncreas.
  • Diferenciación de queratocitos.

Fuentes de vitamina D

  • Productos animales, especialmente los pescados grasos (arenque, salmón, atún), aceite de hígado de pescado.
  • Los champiñones
  • Los huevos, la leche entera y los derivados lácteos contienen pequeñas cantidades.
  • También se sintetiza por la piel mediante la exposición a la luz solar.

Síntomas que indican deficiencia de vitamina D

La única forma de tener la certeza de que se tiene deficiencia de vitamina D es por medio de una prueba de sangre. Sin embargo, hay algunos signos y síntomas que debe tener en cuenta. Si alguno de éstos aplica a usted, debería examinar sus niveles de vitamina D y mientras más rápido mejor.

1. Tiene la Piel Oscura

Los afroamericanos tienen un riesgo mayor de tener deficiencia de vitamina D, ya que si tiene piel oscura, ¡se necesita 10 veces más exposición al sol para producir la misma cantidad de vitamina D que una persona con piel clara!

La pigmentación de la piel actúa como protección natural al sol, así que mientras más pigmentación se tenga, se necesitará más tiempo en el sol para generar cantidades adecuadas de vitamina D.

2. Se Siente Triste

La serotonina, la hormona cerebral que se asocia con el estado de ánimo, aumenta con la exposición a la luz brillante y disminuye con la poca exposición al sol. En el 2006, unos científicos evaluaron los efectos de la vitamina D en la salud mental de 80 pacientes de edad avanzada y encontraron que aquellos con los niveles más bajos eran 11 veces más propensos a la depresión que aquellos que recibían dosis saludables.

3. Tiene 50 Años o Más

Al envejecer nuestra piel no produce tanta vitamina D como respuesta a la exposición al sol. Al mismo tiempo, los riñones se vuelven menos eficientes para convertir la vitamina D a la forma utilizada por nuestro cuerpo y los adultos mayores tienden a pasar más tiempo bajo techo (esto es, tienen mucho menos exposición al sol y por lo tanto menos vitamina D).

4. Sobrepeso u Obesidad (o Tiene Mayor Masa Muscular)

La vitamina D es una vitamina, parecida a las hormonas, soluble en grasa, lo que significa que la grasa corporal actúa como un “lavabo” que la recoge. Si usted tiene sobrepeso o está obeso, es muy probable que necesite más vitamina D que una persona más delgada, y es igual para las personas con mayor peso corporal debido a la masa muscular.

5. Dolor en los Huesos

Sufrir dolores, especialmente en combinación con fatiga, terminan con diagnósticos erróneos como fibromialgia o síndrome de fatiga crónica. Muchos de estos síntomas son signos clásicos de osteomalacia por deficiencia de vitamina D, lo cual es diferente a la deficiencia de vitamina D que causa osteoporosis en los adultos.

Lo que sucede es que la deficiencia de vitamina D causa un defecto al poner calcio en la base de colágeno en el esqueleto. Como resultado, tenemos un dolor de huesos punzante y persistente.”

6. Sudor en la cabeza

Uno de los signos iniciales y clásicos de la deficiencia de vitamina D es el sudor de la cabeza. De hecho, por esta razón, los médicos solían preguntar a las madres primerizas si sus recién nacidos sudaban de la cabeza. El sudor excesivo en los recién nacidos debido a la irritación neuromuscular es aún descrito como un síntoma inicial común de deficiencia de vitamina D.

7. Problemas de Estómago

Recuerde que la vitamina D es soluble en grasa, lo que significa que si tienes un problema gastrointestinal que afecta su capacidad para absorber la grasa, puedes tener una absorción baja de este tipo de vitaminas, como la vitamina D. Entre estas condiciones encontramos la de Crohn, la sensibilidad al gluten y no celíaca y celíaca, y la enfermedad inflamatoria intestinal.

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.