BellezaNovedades

¿Sabías que el antiácido líquido se puede usar como producto de belleza?

Si a mí me hablan de antiácido líquido, de esos que venden en botellas, me imagino de inmediato a una embarazada. Pero claro, lo relaciono más que nada con calmar los síntomas de la acidez, la indigestión, o como laxante para combatir el estreñimiento. Sin embargo, los antiácidos líquidos que venden en la farmacia, como el Gaviscon por ejemplo, tiene algunos usos que pueden servir como trucos de belleza y que vale la pena aprovechar…

Para ser bella… usa antiácido líquido

Evita la resequedad en la piel

La elimina, gracias a que es rica en vitamina A, que suaviza e hidrata la piel de todo el cuerpo.

Combate el acné

¿Batallas con los brotes? Tranquila, unta un poco de lantiácido en tu rostro limpio y deja actuar toda la noche. A la mañana siguiente, estarás libre de imperfecciones. Tiene el mismo efecto con las manchas de la piel.

Alivia las quemaduras de sol

Si se te pasó la mano al broncearte, aplica un poco sobre las quemaduras. Su vitamina c es ideal para regenerar el tejido.

Evita el sudor en exceso

¿Eres de las que suda en exceso? Será suficiente una capa sobre tus axilas para controlar la sudoración y el mal olor.

Combate el cutis graso

Si has probado distintos productos y no has podido deshacerte del brillo, aplica antiácido líquido sobre la zona T y verás el gran cambio.

Recetas de mascarilla facial con antiácido líquido

Mascarilla facial solo con atiácido

La primera mascarilla es la más sencilla de elaborar, y es que únicamente necesitarás mezclar el antiácido líquido con un poco de agua hasta obtener una textura espesa que se pueda mantener en el rostro una vez la aplicas.

Para utilizarla solo tendrás que ponerla sobre el rostro con ayuda de una brocha o pincel y dejarla actuar durante 10 minutos y aclarar con agua tibia. ¡Pero eso sí! La frecuencia de uso no deberá ser mayor a una aplicación cada dos semanas, ya que podría acabar teniendo resultados no deseados.

Mascarilla facial antiácido y huevo

Si buscas mejorar el aspecto de tu piel y reducir las manchas del rostro, esta es tu mascarilla sin lugar a dudas. Mezcla una cucharada grande de antiácido y una clara de huevo, y bátelo bien. Una vez la tengas ya podrás aplicarla en la cara y dejarla actuar durante unos 20 minutos. Cuando pase este tiempo deberás quitarla con agua fría.

Mascarilla facial de antiácido y aloe vera

Por último, si tu piel es más bien seca y buscas hidratar al máximo, prueba mezclando gel de aloe vera con leche de magnesio. Una vez observes que la textura es la adecuada, colócala y déjala actuar unos 15 minutos. Para terminar, retírala con un algodón húmedo.

 

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.