NovedadesOpiniónTendencia

Nuestros pequeños placeres… ni tan culpables

Hola bellas! Hace un tiempo atrás, leí en un blog acerca de esos pequeños placeres culpables que todas tenemos y que son capaces de traernos desde la incomodidad máxima a la felicidad suprema, sólo por hacerlos.

  • Sacarme los zapatos luego de un largo día de trabajo: que sensación más agradable sentir la liberación de nuestros pies, luego de haber caminado o trabajado todo un día y bajarnos de los tacos o sacarnos las zapatillas luego de haber hecho un millón de cosas todo el día y sentir los pies libres al fin
  • Tomar una larga ducha o baño de tina al son de nuestra música favorita, y qué mejor si es cantando ‘a todo chancho’ esas canciones que más nos gustan
  • Preparar un té, un café o un chocolate caliente (aún mejor) y envolvernos en una manta o en nuestro pijama por toda la tarde
  • Caminar desnuda por toda la casa y hasta dormir así… qué cosa más agradable
  • Llegar a la casa y sacarse los sostenes… Cual William Wallace: Freeeeedoooom!
  • Preparar un desayuno, almuerzo o cena favorita para ti y disfrutarla contigo
  • Bailar al ritmo de nuestra música favorita, haciendo una performance al mejor estilo flashdance, mientras nadie nos mira
  • Sentarnos una tarde (o un día completo mejor) a ver una maratón de series, comiendo dulces y comida chatarra, sin pensar en las calorías
  • Salir a comprar esa pequeña o gran cosa que hace mucho habíamos mirado en la vitrina, luego de recibir nuestro sueldo, en recompensa por todo el trabajo o esas horas extras del mes… Regalos a mi!!!
  • Llegar a la casa y ponernos el pijama y qué mejor si va acompañado de nuestra cama recién hecha y con sábanas limpias y olorosas
  • Liberarnos u ‘olvidarnos’ por unos días de la esclavizante depilación
  • Regalonearnos con una tarde de spa, hacernos las manos y pies, ir a la pelu o simplemente, ponernos una mascarilla facial en nuestra casa como ese autocuidado siempre necesario
  • Caminar por ahí, por nuestros lugares favoritos de la ciudad, pensando en todo y en nada, tomando nuestro helado favorito o sentarnos en un café a mirar a nuestro alrededor a la gente que pasa

 

De todas estas, yo tengo mis favoritas… cuales son las suyas?

 

Les dejo un gran abrazo como siempre y las invito a disfrutar cada día al menos uno de estos placeres.

 

Aurora

 

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.