Nutrición

Buddha Bowl: La nueva combinación que amarás

¿Cómo prepararlo? Muy fácil

Cuando hablamos de un plato combinado, lo primero que se nos viene a la cabeza es mucha comida y acompañada de cosas fritas. El Buddha Bowl tiene la similitud que es abundante pero su contenido es sano. La consigna de este plato es comer harto y sin culpa.

La base del Buddha Bowl es agregar los ingredientes al gusto de cada uno, teniendo en cuenta que contenga los nutrientes necesarios para pasar el día: hidratos, proteínas y grasas saludables. Como está compuesto con las cosas que más te gusta, la preparación de uno es muy sencilla. Se combinan los ingredientes previamente cocinados y se le agrega un aderezo o un aliño de tu gusto.

Por si no lo sabías, se llaman Buddha Bowl porque tienen tanta comida que parece la guata de un Buddha. La clave es hacer combinaciones asertivas para tu organismo, ya que si haces buenas mezclas podrías tener grandes beneficios nutricionales.

¿Qué debo ponerle a un Buddha Bowl?

Cereales o féculas

Esta es la base del plato. Algunos prefieren el couscous, la quinoa y arroz integral. También puedes agregar pastas altas en fibra.

Proteínas

Nuestro bowl debe tener una parte de proteínas, por lo que puedes agregarle huevo, legumbres como garbanzos, lentejas o humus. Los porotos, frijoles o la soja, al combinarse con los cereales aportan tantos nutrientes, que son tanto y mejor como los que podemos encontrar en la carne. Estas proteínas son bajas en grasas y tienen un alto contenido en fibra.

Verduras

El bowl debe de contener varios vegetales. Puedes agregar los que más te gusten como espinaca, lechuga, rúcula, berros, espárragos, zanahorias, tomate, brócoli,etc. Dale rienda suelta a tu imaginación y haz las combinaciones que quieras. También puedes agregar un toque crujiente como con semillas y frutos secos, los que son ricos en omega 3.

Grasas saludables

Nuestro cuerpo necesita grasas saludables y por lo mismo, debes agregar al bowl palta, aceitunas y semillas.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.