ModaMujer

La moda quiere imponernos de nuevo pantalones a la cadera

A veces pienso que ese michelín que tengo a los lados de la cintura es culpa de esa odiosa moda de fines de los 90 y los 2000, de usar pantalones a la cadera. No le echo la culpa solo a eso, pero si comparamos la cinturas de los 80’s con las nuestras, pienso que los jeans a la cintura ayudan a formar cierta silueta.

Comprenderán mi horror cuando me encontré con esta notica en Smoda, la página femenina del diario español El País (y gran fuente de inspiración para encontrar cosas entretenidas que contarles), que decía que los pantalones a la cadera estaban de vuelta. ¿Gracias a quienes? Pfff era si no, a las instamodelos: Gigi, Bella, Kendall y otras.

The New York Times publicó en 2013 una hilarante columna en la que la reportera Joyce Wadler intentaba encontrar un par de vaqueros que se ajustaran a su cintura de manera natural y no la desplazaran hasta exponer su trasero (o Arica jajajaja), experiencia que vivía como una auténtica pesadilla por considerar que, además de incómoda y antiestética, distorsionaba la silueta femenina. Y eso también debo recordarlo: cuántas veces mi mamá me gritoneó que me sentara bien porque andaba mostrando el poto. Ahora lo pienso y qué horrible!!!!!

Ya en 2015 algunas cabeceras lanzaban artículos con títulos tan inquietantes como “Prefiero que me maten antes de volver a llevar unos jeans a la altura de las caderas” mientras Vogue se limitaba a preguntar a sus lectoras si estaban preparadas para volver a enseñar el ombligo rememorando a Britney Spears, Christina Aguilera o Keira Knightley en aquella icónica imagen suya en el estreno de Piratas del Caribe combinando un cuerpo drapeado de Chanel con unos jeans que dejaban a la vista su vientre completamente plano. Esta imagen del año 2003.

Keira Knightley (Photo by Jim Smeal/WireImage)

La amenaza de la tendencia más temida no termina ahí. Hoy son Bella y Gigi Hadid, Kendall Jenner y Emily Ratajkowski las que han vuelto a poner al descubierto y trabajar una zona que llevaba sin ver la luz prácticamente una década, al menos en términos de estilo. Y lo han hecho en un momento en el que los abdominales son la nueva sensación (las odio, cuándo voy a poder tener esa línea que tiene Emely Ratajkowski en sus abdominales, jamás, menos ya a mis casi 34 años jajajajaj). Cosas del nuevo culto al cuerpo, pero también del nuevo sexy. Un concepto que en tiempos de recelar del discurso feminista a propósito de cierto prototipo de mujer, castiga cada vez más el escote por causas ajenas a su voluntad.

También puede interesarte...

NEW YORK, NY – FEBRUARY 9: Model Gigi Hadid walks the runway at the Tommy Hilfiger show during the New York Fashion Week February 2017 collections on February 9, 2017 in New York City. (Photo by Estrop/Getty Images)

Los diseñadores también tienen mucho que ver en esta nueva moda, y todo por culpa de la rebelión de los microtops y la vuelta de las camisas anudadas a la cintura dejando entrever la tripa. Ya no se trata tanto de llevar el pantalón lo más al límite del bien y del mal posible, como de acortar al máximo las partes de arriba (hay una moda extremadamente ridícula de usar poleras que te llegan a la mitad de las pechugas, qué es eso?). Incluso ya se está imponiendo la moda de usar además solo sostenes arriba.

¿Qué le pasa al mundo? Quiero hacer una campaña #NoALaVueltaDeLosPantalonesALaCadera, ¿quien se suma?

 

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.
a

4 comentarios

  1. Claro, si tuviese el forro de todas las niñitas mencionadas, no tendría ningún problema. Yo también le digo NO a la moda de pantalones a la cadera. Eran más incómodos que la mierda, y tambien les echo un poco culpa de aquel izo regalón, jajajaja.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X