MujerSalud

Una razón más para decirle NO a las duchas vaginales

En Estados Unidos son muy comunes las duchas vaginales, o los simples lavados vaginales, entiéndase que no es lavarse con agua nuestra zona inferior cuando estamos en la ducha. La ducha vaginal es la práctica de lavar o irrigar el interior de la vagina con agua u otros líquidos, y esta práctica puede llegar a incrementar el riesgo de sufrir VPH, virus papiloma humano, según ha dado a conocer un nuevo estudio.

Mientras muchas mujeres suelen lavar o más específicamente, duchar sus vaginas para lavarlas y dejarlas lo más pulcras posibles, libre de olores y demases, el lado negativo a largo plazo de esta práctica puede causarnos efectos bastante serios.

Investigadores de la Universidad de Texas, estudiaron la relación entre el lavado vaginal y el VPH en 1.271 mujeres entre 20 y 49 años, quienes participaron en un estudio del año 2004.

Esta investigación, publicada en el Journal of Infectious Diseases, encontró que el lavado vaginal aumentaba la probabilidad de que una mujer se infectase con un mayor número de cepas en 26%, según explican este reporte en ACHS.

También puede interesarte...

crema vaginal cara acne arrugas hormonas menopausea

Más preocupante aún, las duchas vaginales incrementaban el riesgo de infección con un mayor número de cepas cancerígenas de VPH en un 40%.

Se ha descubierto además que el lavado vaginal dobla el riesgo de contraer cáncer de ovario en las mujeres, según una investigación realizada en Estados Unidos por el National Institute of Environmental Health Sciences.

Esta organización advierte a las mujeres  además que estas “limpiezas profundas” pueden alterar las bacterias vaginales normales y hacerlas más susceptibles a las infecciones e inflamaciones.

El profesor Ronnie Lamont, representante del Royal College of Obstetricians and Gynaecologists, escribió en la página web del NHS: “La vagina contiene más bacterias que ninguna otra parte del cuerpo después del intestino, pero esas bacterias están ahí por una buena razón”.

“No puedo pensar en ninguna circunstancia donde los lavados vaginales sean beneficiosos, porque todo lo que hacen es eliminar todo lo que está en la vagina, incluso toda esa bacteria saludable”.

Con estas declaraciones, podemos entender también por qué muchos ginecólogos están en contra de los jabones íntimos. Con estos descubrimientos, tiene su lógica.

¿Qué opinan ustedes al respecto?

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X