GinecologíaSalud

El parto es nuestro: basta de culpas!

 

Hola mujeres bellas! Hace un tiempo hablamos sobre el parto natural, además de las cesáreas y su verdadera indicación. Hoy, quiero hablarles de algo mucho menos técnico y más personal, la forma en la que vivimos y enfrentamos el nacimiento de nuestros hijos.

El embarazo y el parto, son los procesos de la vida humana más fisiológicos y naturales, sin embargo, a pesar de ello, son también los eventos en la vida de la mujer que pueden generar complicaciones graves, tanto a nosotras como a nuestro recién nacido.

 

Nuevos tiempos.

De un tiempo a esta parte, existen diversas campañas que propenden a la eliminación o disminución de la medicalización o instrumentación excesiva del trabajo de parto y parto, intentando acompañarlos de la manera menos intervenida posible. Esto ha llevado a que las mujeres tengamos una actitud y postura diferente frente a este proceso a la que teníamos sólo hace un par de años, preparándonos más y conociendo de mejor manera a lo que nos enfrentamos.

También puede interesarte...

parto que llevar al parto maleta clinica

Sin embargo, las campañas que existen hoy sobre el empoderarse y tomar las riendas de nuestro trabajo de parto, sin permitir que haya gran intervención médica o de matronas, disminuyendo el uso de vías venosas, medicamentos, postergando el uso de anestesia y prefiriendo métodos más naturales en la progresión del trabajo de parto como los ejercicios, y el uso de formas no farmacológicas de alivio del dolor, ha logrado que muchas mujeres se sientan culpables por su dolor o por, finalmente, terminar en una forma de parto distinto al esperado.

No somos todas iguales.

Quiero que sepan que no todos los embarazos tienen las mismas características y, por mucho que queramos, no todos terminan de la manera fisiológica que nos gustaría. Tanto la cesárea como el fórceps, aplicado y realizado en el momento oportuno y de forma correcta, son maneras de ayudarnos y cooperar en aquellas ocasiones en que se presenta una complicación o un evento adverso que haya que manejar de manera inmediata.

Existen mujeres que se sienten culpables por no haber podido tener un parto tan natural como habrían querido, porque luego del esfuerzo realizado su guagua nació por una cesárea o ayudada con un fórceps, porque pidieron anestesia cuando sintieron dolor aunque antes dijeran que querían mantenerse sin esta analgesia durante todo el trabajo de parto, o que por diversas circunstancias no lograron hacer apego piel a piel con su recién nacido, entre otras cosas.

Como dije al comienzo, a pesar de ser el proceso más normal y natural de la vida de las mujeres, siempre puede haber una complicación, y, por mucho que queramos, nosotras no las podemos evitar.

El mensaje que les quiero dejar, es que se empoderen y apoderen de su parto, pero siempre tengan presente que las intervenciones médicas se limitan en aquellos casos de embarazos completamente fisiológicos, es decir, con ninguna patología materna o condición fetal asociada que haga que pueda haber una complicación. Que el embarazo y el parto son nuestros, que tener minutos más o menos de apego con nuestro recién nacido, no nos hacen mejores ni peores madres, ya que este apego con nuestro hijo lo vamos a seguir construyendo día a día y no depende sólo de aquellos minutos. Si no logramos tener un parto, por la razón que sea, incluyendo el agotamiento de la madre, no somos mujeres de menor valor, somos igual de valiosas, porque, este momento debemos vivirlo, sin pensar en nada más que conocer a aquella persona que llevamos 9 meses esperando.

El parto es nuestro, es la mejor cita a ciegas que tendremos en nuestra vida, el momento en que nos preparamos para conocer al verdadero amor de la vida, por lo tanto, nada ni nadie, menos la culpa, deben arrebatarnos esa felicidad completa e indescriptible que sentimos al mirar por primera vez esos pequeños ojos que nos miran con amor incondicional.

Les dejo un gran abrazo y espero sus comentarios y preguntas, como siempre.

 

Aurora.

Ginecólogo Obstetra.

 

Hay dudas que todas las madres tenemos, y por eso te sugerimos estas notas:

Lactancia materna: Técnica de extracción

 y también: Lactancia materna: ¿cómo puedo conservar la leche?

Lactancia Materna: ¿Por qué hay mujeres que no producen leche?

 

 

 

 

1 comentario

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X