BellezaMujerNovedadesPelo

¿Lavado inverso? La tendencia capilar que debes conocer

Hay distintas técnicas de lavado de pelo que se han hecho famosas en el último tiempo, el no -poo (no usar champú solo agua), lavarlo solo con acondicionador o lavar el pelo solo una vez a la semana. Yo tengo el pelo un tanto graso, a veces intento dejarlo dos días sin lavarlo, pero les juro que llego a penas. Si me lo lavo el lunes, generalmente me lo lavo el miércoles y algunas veces, intento esperar hasta el jueves, pero ese miércoles me tomo el pelo, uso cintillo o invento alguna técnica para esconder la suciedad.

Buscando en internet, indagando por ahí, a ver si existía alguna nueva técnica o encontrar alguna vieja que dejé pasar para aliviar la grasitud de mi pelo, encontré una que se llama lavado inverso.

El lavado inverso o  reverse washing consiste en utilizar primero el acondicionador y luego el champú.

Para Alison Freer, escritora de la revista XOJane.com, éste método (sugerido por una lectora) resultó de gran ayuda. Alison es como muchas mujeres: tiene un pelo graso en la raíz y seco en las puntas, por lo que debía lavarlo todos los días.

El resultado de este nuevo sistema, comenta Freer en su web, “proporciona la humedad y suavidad justa en el pelo para poder cepillarlo fácilmente, sin que éste se aplaste”.

¿Por qué puede ser mejor el lavado inverso?

El champú, sobre todo si utilizas los que pueden comprarse fácilmente en cualquier supermercado, está diseñado para eliminar la grasa y los desperdicios del pelo. Pero eso significa que también daña o quita los componentes grasos necesarios y saludables que contiene. Por eso el champú común generalmente es dañino para el cabello, y lo que suele hacerse es usar luego el acondicionador, para restaurar lo que se perdió.

Pero si sigues los pasos a la inversa, para el cabello es muy diferente: el acondicionador (que puede ser también, simplemente, algún aceite natural, como el de almendras) protege al cabello de la agresividad del champú. Y aunque no lo creas, al estar protegido el cabello se enredará menos, quedará suave y manejable, y no será necesario aplicar acondicionador otra vez.

¿Quieres intentarlo? Acá te dejo la experiencia de Alison. Yo les iré contando cómo me va, este descubrimiento lo hice hace un par de días y de hecho, ahora mismo estoy a punto de entrar a la ducha y me lavaré el pelo con esta técnica. Les iré contando cómo me va. Si funciona… GENIAL. Sería bueno que alguna se sume y vayamos comparando resultados o algo similar a través de los comentarios.

¿Quién dijo yo?

Fuente: labioguia.com

 

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.

1 comentario

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X