CuerpoGinecologíaPSB

La menstruación y el dolor de los pechos

Muchas veces, en nuestro período, sufrimos de dolores que nadie puede comprender, queremos explicarte por qué nos pasan algunas cosas en nuestro cuerpo y cómo prevenirlas

Hola Bellezas! ¿Cómo están? Espero que super hiper mega bien, y no como yo, que estoy muriéndome de dolor, porque mi mejor amiga, la menstruación llegó y con todos los estragos que a veces se le ocurre traer.

Creo que después de parir, y romperse un hueso, el dolor más terrible que puede experimentar una mujer es el periodo, porque además de tener tu humor arriba de una montaña rusa, es el dolor de pecho, ante cualquier mínimo roce, duelen. Pero la verdad es que nunca he conocido la razón a esto… ¡Hasta ahora! Quiero compartir con ustedes el por qué pasa esto, además de alguno que otro consejo que puede servirles para esto.

Nuestros pechos además de doler, pueden llegar a hincharse y endurecerse, lo que las vuelve automáticamente muy molestas. La causa más grande de todo esto, son las oscilaciones naturales de las hormonas. La progesterona y el estrógeno (al igual que tu ánimo) están subiendo y bajando constantemente, dependiendo de dónde se encuentre el ciclo menstrual.

Durante las dos semanas anteriores a tu menstruación, ellas empiezan a subir, lo que estimula el tejido conectivo de los senos, que desencadena usualmente en la sensibilidad e hinchazón.

Cuando llega el periodo, los niveles de progesterona y estrógeno caen, lo que facilita el malestar durante uno o dos días. Y obviamente como todas somos especialmente distintas, algunos pechos son más sensibles que otros, así como mientras tu mejor amiga se retuerce de dolor, tu puedes no sentir nada, y mientras el seno izquierdo te está matando, el derecho puede estar sonriéndole a la vida.

También puede interesarte...

Otra de las razones que pueden provocarte dolor, son las pastillas anticonceptivas, porque cuando las empiezas a tomar, tu sistema necesita algo de tiempo para ajustarse a ellas. El conjunto de las hormonas naturales de tu cuerpo, con las adicionales que traen las píldoras, pueden ser suficientes para desencadenar el dolor mamario, incluso si no eres sensible a ello. Obviamente, después de unos ciclos tu cuerpo debería acostumbrarse, pero si el dolor sigue, es mejor que te acerques a tu ginecólogo/a para ver si puedes cambiarla, porque puede que ellas sean el problema y no tú.

Para que el dolor de pecho no te mate, lo que puedes hacer para evitarlo, es realizar ejercicio regularmente, evitar las comidas muy saladas en las dos semanas previas al periodo y limitar la cafeína en general.

Pero si el maldito malestar ya llegó, puedes tomar una dosis de ibuprofeno, o algún medicamento para bajar la inflamación, aplicar algo caliente o bolsas de hielo en el pecho por unos minutos, varias veces al día, pueden ayudar a mantener la hinchazón y el dolor a control. Prueba con ambas temperaturas, recuerda que todas somos diferentes. Finalmente, siempre ten en cuenta tu sostén, si tiendas a andar sin sujetador o usar elásticos, en estos días que sientas dolor, prefiere algo más ajustado, o incluso uno deportivo, porque mientras menos movimiento haya, menos dolor sentirás.

Y si aún no te sientes mejor con todos estos consejos, lo mejor es que consultes a tu medico, porque podría ser algo más serio si tus pechos duelen mientras tu periodo viene y va. Algunas de las razones por las que los pechos duelen más es un quiste, infección o embarazo. Es mejor que te ayuden a encontrar una solución a que te enfrentes a más dolor o algo más grave.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X