Novedades

#InspiraciónPSB: Marie Curie … más allá de la ciencia

Hola Bellas! Hace un tiempo, he pensado que sabemos muy poco de las grandes mujeres que han formado parte y que han escrito la historia, en diferentes áreas de la vida, siendo personajes que, a pesar de su genialidad, no están libres de esa pasión que todas tenemos.

Esta curiosidad surgió hace un tiempo, cuando me encontré con el libro de Rosa Montero, una de mis autoras favoritas, llamado ‘La ridícula idea de no volver a verte’. En esta novela, nos habla de Marie Curie y su vida después de la muerte de su esposo, mostrándonos a la verdadera mujer que daba vida a esa científica brillante. Entonces, ¿quién fue Marie Curie?

Marya Salomea Sklodowska, nació en Varsovia, Polonia, en 1867 y fue la quinta hija de una familia de 5 hijos. Su padre estudió biología y fue profesor de matemáticas y física, temas que enseñó a sus hijas. Su madre, fue directora de un internado de niñas, falleciendo cuando ella tenía 10 años de tuberculosis. Esto posterior a la muerte de la mayor de sus hermanas por tifus.

Hija de una familia golpeada por los diversos conflictos políticos de la época, lo que los hizo tener recursos económicos limitados, Marie asistió durante su infancia a una escuela regular, graduándose a los 15 años con honores.

A pesar de sus ganas de seguir estudiando, su ingreso a la universidad se vio limitado por ser mujer, además de los recursos económicos. Dejando de lado su proyecto personal, se emplea como institutriz para ayudar a su hermana a estudiar Medicina. Una vez que ella termina, le devuelve la mano, momento en que se traslada a Francia y se inscribe en La Sorbonne, para estudiar ciencias.

Limitada por los recursos económicos y, en desventaja con sus compañeros por no conocer el idioma, estos no fueron impedimentos para poder destacar en lo que hacía. Se dice que incluso no necesitaba closet en invierno, ya que al no poder gastar en carbón, se abrigaba con toda la ropa que poseía para no pasar frío.

Conoció a Pierre Curie a los 25 años, hombre 10 años mayor, quien trabajaba como profesor de Física en La Sorbonne, quien quedó impresionado por poder hablar con una mujer tan encantadora, en términos técnicos y complejos.

A los pocos meses de conocerse, él sabía que quería compartir su vida con ella, pidiéndole matrimonio con estas palabras: ¿Qué sería pasar la vida el uno junto al otro? Hipnotizados con nuestros sueños: tu sueño patriótico, nuestro sueño humanista y nuestro sueño científico.

Sin embargo, sólo 8 meses más tarde, Marie aceptó que quería pasar la vida a su lado. Se casaron en julio de 1895, en una boda sencilla y sin ceremonia, haciendo su luna de miel recorriendo las carreteras de Francia en bicicleta.

Estimulada por los descubrimientos de Becquerel sobre el uranio en los minerales, condujo sus investigaciones hacia esta área, denominando ‘radioactividad’ a esta propiedad, con el posterior descubrimiento del Polonio y el Radio, siendo la 1ra mujer en recibir un premio Nobel, el año 1903.

En abril de 1906, Pierre muere en un accidente de tránsito. Al recibir la noticia, Marie sólo logra exclamar: ¿Ha muerto Pierre? ¿Muerto? ¿No hay ninguna esperanza de vida?’.

A pesar de la tristeza y posterior depresión en que se vio envuelta, se mantuvo desarrollando sus experimentos y comenzó a dictar la cátedra de su marido en la universidad, junto con hacerse cargo de la crianza de las hijas del matrimonio.

Ingresó a la Academia Francesa de Medicina, siéndole negado el ingreso a la Academia de Ciencias, producto del machismo y xenofobia de la época. En 1911, recibe el premio Nobel de Química, siendo la primera mujer en recibir dos de estos reconocimientos.

Creó el Instituto del Radio, que posteriormente se llamaría Instituto Curie.

En mayo de 1934, cae enferma producto de toda la radiación recibida, con diagnóstico de leucemia y anemia perniciosa, falleciendo en julio del mismo año, siendo sepultada junto a su amado Pierre.

 

Marie Curie, fue una mujer que a pesar de todas las adversidades económicas, del machismo, la xenofobia y la depresión, logró generar uno de los avances científicos más importantes que hasta hoy son útiles para nosotros.

Una mujer enamorada de la vida, de su trabajo y, por sobre todo, de sus hijas y su querido Pierre.

 

Les dejo esta historia llena de matices, de una mujer que hasta hoy sigue siendo un gran ejemplo.

 

Aurora.

 

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X