NutriciónSalud

El mito de las dietas “Gluten free”

¿Deberíamos o no llevar una alimentación libre de esta proteína vegetal? ¿Será realmente necesario?

Hola bellas, esta semana quiero comentarles sobre el gluten. Está muy de moda la dieta “Gluten Free” a la que le atribuyen muchos beneficios y se ha hablado muy mal del gluten, como el responsable de muchas enfermedades. ¿Esto es real? ¿Será necesario eliminar el gluten de la dieta en personas que no tienen Enfermedad Celiaca, alergia al gluten o Sensibilidad al Gluten no Celiaca? En esta nota lo respondemos.

El gluten es el nombre con que se denomina a las proteínas vegetales que se encuentran en el trigo, centeno y cebada. La dieta libre de gluten es completamente libre de estos cereales, también de aditivos alimentarios que contienen gluten (en forma de aroma, estabilizantes o espesantes) y alimentos contaminados con productos que contienen gluten, como la avena.

Las indicaciones justificadas para una dieta libre de gluten es en caso de Enfermedad Celiaca (aproximadamente afecta al 1% de la población), Sensibilidad al Gluten no Celiaca (5-10%) y Alergia al Gluten (aproximadamente 0,1%). Para otras enfermedades no existe evidencia científica que respalde su prescripción.

La principal razón por la cual los consumidores compran productos libres de gluten es porque creen que son más saludables que los que contienen gluten y esto no necesariamente es así. La dieta libre de gluten se ha asociado a inadecuaciones nutricionales siendo las principales una mayor ingesta de energía, carbohidratos simples, grasas saturadas y grasas totales. También se ha asociado a un menor consumo de fibra y folatos.

El gluten no sólo es inocuo para personas sin enfermedad celiaca, alergia al gluten o sensibilidad al gluten no celiaca, sino que además existe evidencia de que pudiera ser beneficio. Hay estudios que han demostrado que una dieta alta en gluten es favorable para el perfil lipídico ya que se ha visto que disminuye los triglicéridos y disminuye la oxidación del colesterol LDL (colesterol malo). También ha demostrado ser beneficioso en la reducción de la presión arterial.

Entonces, ¿Se justifica seguir una dieta libre de gluten? Eliminar el gluten de la dieta cuando no es estrictamente necesario (enfermedad celiaca, alergia al gluten, sensibilidad al gluten no celiaca) no tiene ningún fundamento y puede resultar en un tremendo gasto económico ya que los alimentos procesados libres de gluten pueden llegar a costar hasta 10 veces más que sus homólogos con gluten.

María José Acevedo B. Nutricionista, Magister en Nutrición y Coach Nutricional.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X